5 buenas prácticas del análisis de datos para navegar con calma y tomar mejores decisiones empresariales ante la incertidumbre

0
58
5 buenas prácticas del análisis de datos para navegar con calma y tomar mejores decisiones empresariales ante la incertidumbre

Las empresas data-based tienen 19 veces más probabilidades de alcanzar una rentabilidad superior, aunque para lograrlo es necesaria la implementación de tecnologías adecuadas para el manejo de la información, como es el caso de los sistemas ERP.

Las tecnologías de la información y la transformación digital están ayudando a las pequeñas y medianas empresas a desarrollar nuevas y mejores competencias. Dentro de las más importantes, está la posibilidad de construir una cultura basada en datos, ya que con ella, además de ganar mayor visibilidad y comprensión de lo que sucede en áreas elementales como finanzas, administración u operaciones, también les permite tomar decisiones de negocio de manera segura para crecer de manera inteligente, estratégica y sostenible.

No por nada, la recopilación, almacenamiento, administración y análisis de datos, cada vez se posicionan con más fuerza dentro de los factores de éxito de las organizaciones; hoy se estima que ocho de cada diez compañías consideran a los datos como uno de sus activos más valiosos, mientras que aquellas instauradas en una cultura data-based, tienen 19 veces más probabilidades de alcanzar una rentabilidad superior al promedio de su industria.

Mientras más valor dan a sus métricas, [las empresas] aspiran a obtener mejores resultados, ? pues una cultura basada en datos garantiza tanto a líderes como trabajadores disponer de un activo que respaldará cada una de sus decisiones, ya sea que busquen reorientar su producción, gestionar recursos de manera eficiente, mejorar sus servicios o cualquier otro aspecto más que le permita seguir evolucionando”, señala Matt Cole, CEO de SUMA SaaS, la plataforma líder en Latinoamérica para la gestión empresarial, contable y fiscal en la nube.

Sin embargo, instaurar una cultura de datos es un reto complejo y abrumador: es posible perder hasta un 20% de ingresos gracias a la mala gestión de datos, por lo que el uso de tecnologías adecuadas, como los sistemas para la Planificación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), es fundamental para centralizar todos los datos y tener una visión amplia del negocio. Con esto en mente, Cole destaca 5 buenas prácticas para el uso y aprovechamiento de los datos en la toma de decisiones:

  1. Opta por la digitalización: primero, se debe entender que la capacidad de recopilar, organizar y analizar datos hoy solo puede lograrse de forma digitalizada, pues el número de datos a analizar es inmenso. En este sentido, lo mejor es optar por una plataforma de gestión y trackeo en tiempo real basado en la nube, pues esta permite conectar todas y cada una de las fuentes para evitar datos aislados (silos) en cada departamento, al tiempo que facilita el acceso a ellos a cada equipo de la organización.
  2. La participación de todas las áreas es importante: en una cultura empresarial basada en datos, la incorporación del personal es vital, ya que en este tipo de esquemas la organización debe funcionar como un engranaje en donde cada pieza es fundamental para su funcionamiento; desde el analista de negocios hasta la recepcionista. Recopilar los datos arrojados de toda la organización te será de gran utilidad porque, al fin de cuentas, el capital humano tiene una perspectiva de lo que hace falta afinar y cómo hacerlo.
  3. Identifica objetivos: El análisis de datos adquiere un inmenso valor en las compañías cuando ésta disciplina atiende un objetivo: ya sea incrementar la ventas, brindar una mejor atención al cliente, subir el tráfico de tu sitio web u optimizar un proceso. En la medida que avancen estos proyectos, se puede evaluar su curso de acuerdo a los datos arrojados, y brindar una visión más clara de si seguir por el mismo camino o es necesario replantear la estrategia. 
  4. Facilita su análisis y visualización: Las métricas pueden resultar abrumadoras para aquellos que no están familiarizados con el análisis de datos, lo que a veces puede hacer difícil la tarea de analizar información o se genera una resistencia al cambio; El uso de dashboards, infografías, mapas, gráficos de barras, comparaciones o cualquier elemento visual hará que el personal sea más receptivo y tome mejores decisiones.
  5. Contempla riesgos y oportunidades: Uno de los aspectos más importantes en el uso de datos es que abren las puertas para nuevas oportunidades. Y es que para que una cultura de datos tenga éxito es necesario aprovechar la información estratégica que arroja cada parte de la organización. Por tanto, lo mejor es almacenar todo e ir descubriendo el mejor momento para sacar el máximo provecho a la data.

En resumen, la transformación digital ha hecho que el uso y aprovechamiento de datos hoy sea una de las formas más fiables en que las empresas pueden asegurarse de obtener la información que necesitan para dar el siguiente paso hacia la expansión. No obstante, es importante destacar que el uso de la tecnología adecuada tiene un gran impacto en los resultados, y en este sentido, una plataforma en la nube intuitiva y poderosa, siempre puede marcar una gran diferencia.