Las claves para una Gestión de Cambio Agile

0
421
Las claves para una Gestión de Cambio Agile

Si hay algo que hemos aprendido en el transcurso del año pasado, es que la agilidad es la clave.

Debido a las nuevas necesidades de avances tecnológicos para los clientes y colaboradores, las organizaciones actualmente deben tener la capacidad de ajustarse y cambiar en un instante cuando se trata de Gestión de Adopción y Cambios. Aquí es en donde aparece un enfoque innovador y ligero para la gestión de cambio, llamado gestión de cambio ágil. Estamos seguros que todos han aprendido frases como “debemos ser más ágiles” o “la agilidad comercial es una prioridad en el mercado actual”; pero, ¿qué significa Agile?

Aunque Agile promueve la creación de productos funcionales y en aumento, la adaptabilidad para cambiar las demandas del cliente y trabajar en configuraciones repetitivas, Agile es una actitud que adoptan algunas organizaciones, en donde los valores compartidos (apertura, respeto, coraje, enfoque y compromiso) y los principios se tienen cerca del corazón. Agile se basa en el empirismo y el pensamiento Lean. El empirismo indica que el conocimiento proviene de la experiencia y la toma de decisiones basado en lo que se observa y experimenta. El pensamiento Lean reduce el desperdicio e invierte los esfuerzos en lo que es realmente importante y esencial.

La gestión del cambio ágil significa que una organización comprende la adaptabilidad a las necesidades del mercado cambiante y siempre tiene el mejor interés de sus colaboradores en mente. Veamos con más cuidado qué es la gestión del cambio ágil, y las claves que desde SoftwareONE recomendamos a las organizaciones para tener éxito en sus estrategias.

¿Qué es la Gestión de Cambio Agile?

Ser ágil se trata de cómo responde una organización al cambio en general, en lugar de cómo sigue un plan. Debe estimular a los colaboradores a que deseen cambiar y comprender por qué es necesario. En otras palabras, la Gestión de Cambio Agile es un enfoque impulsado por los comentarios, con alta capacidad de diseño, no lineal y sin reglamentos hacia el cambio. Toma los comentarios para preparar las hipótesis, proporciona posibles soluciones para estas hipótesis en un entorno abierto y creativo en donde todas las opiniones importan y aprecia el aprendizaje constante a través del experimento. Así que, por cualquier motivo, la recomendación es fracasar rápido para aprender rápido.

Software Publisher Advisor

Analicemos lo que significa de forma práctica en 5 sencillos pasos clave:

  1. Crear la causa y propósito

Para crear un cambio duradero en el futuro, los colaboradores necesitan comprender por qué es esencial cambiar ahora. Para empezar, es importante definir lo que causa este cambio y cuál es el propósito detrás. Este propósito subyacente será un pilar de la estrategia de gestión de cambio ágil, así que debe ser algo en lo que realmente se cree, para luego motivar a otras personas a que trabajen hacia ese objetivo a nivel individual. Superar este vacío ayudará a todos los miembros del equipo a comprender que cada uno de sus esfuerzos ayudará a la organización a cambiar del “estado tal cual” al “estado ser”.

  1. Mantener un diálogo significativo

La Gestión del Cambio Agile se trata de las personas y se ha comprobado que el 70% de las comunicaciones suceden verbalmente en una organización promedio. Estos dos hechos dan una buena idea sobre por qué el Diálogo con Significado es tan importante para que un cambio sea efectivo. El primer paso es recopilar comentarios del recorrido cuando se impulsa el cambio con una actitud Agile, y qué mejor manera de hacerlo que hablando. Tan simple como eso; estas conversaciones, sesiones de lluvia de ideas y entrevistas permitirán recopilar la información más valiosa para empezar el proceso de cambio, así que identificar a las personas correctas a quienes acudir es una actividad determinante en esta etapa tan anticipada. La información que se obtenga será tan buena como los recursos que se incluyan.

  1. Promover el experimento

La actitud Agile provoca el cambio; el cambio que viene con los experimentos. Para aceptar todos los beneficios del empirismo, el cambio de actitud debe estimularse desde los niveles altos de la jerarquía en la organización. Un pensamiento libre, una forma altamente creativa, híper colaboradora, abierta de trabajo necesita permitir que los colaboradores se sientan seguros para intentar, fallar y aprender rápido, así es como se logra la mejora continua promovida por Agile. Entonces, en resumen, se debe pensar sobre cuál es el estado ser, cuál se piensa que debería ser el resultado, cuánto tiempo debería tomarse para llegar a ese punto y cuánta planificación se necesita en realidad. Con esto en mente, experimentar, medir y repetir cuantas veces sea necesario.

  1. Siempre crear con colaboración

Crear un sentido de propiedad en la fuerza de trabajo facilitará las tareas diarias como un gestor de cambios. Cuando las personas se relacionan con lo que hacen y sienten el propósito como propio, es mucho más simple mantener un entorno laboral motivado, eficiente y feliz. Esta práctica también reduce la resistencia dentro de la organización y permite a los equipos líderes hablar el mismo idioma que los colaboradores.

  1. Responder al cambio

A medida que el proceso de gestión de cambio ágil avanza, se deberá medir el desempeño durante el trayecto. De esta manera, si existen ajustes o definiciones proactivos que se deban hacer, se puede ver fácilmente en dónde deberían implementarse. Además, responder al cambio en lugar de controlar la resistencia (cuando sea posible), es la manera de hacerlo.

La gestión del cambio ágil es un proceso saludable y necesario para una organización. La cocreación promueve el compromiso y participación de los colaboradores, los comentarios son valiosos, los experimentos son nuestros mejores amigos y el cambio es lo que impulsa las mejoras y el éxito. Una vez que el equipo esté listo para iniciar, podrá aceptar el cambio y adaptarse con facilidad durante los siguientes años.

En SoftwareONE, sabemos que el éxito se experimenta a nivel personal, y la gestión de cambio ágil es más eficiente con un enfoque con prioridad en las personas. Sabemos cuán fácil es perder el impulso en el proceso de la gestión de adopción y cambios, es por eso que asesoramos a las empresas en el diseño de una estrategia para la organización con todos los colaboradores en mente.