Virtualización de datos e Internet de las Cosas. La formula correcta para la inteligencia empresarial de acuerdo con Denodo

0
334

Ciudad de México. 13 de mayo de 2021.- Denodo, líder tecnológico en virtualización de datos, señala que la virtualización de datos es un elemento insustituible en el mundo de la informática de borde, o Internet de las Cosas (IoT).  El objetivo del IoT es que todo dispositivo pequeño como un reloj de pulsera o un reproductor de audio en el automóvil, cuenten con la inteligencia necesaria para comunicarse entre sí, tal como los humanos y las aplicaciones lo hacen a través de Internet.

No obstante, dos desafíos potenciales muy importantes se deben considerar bajo este contexto. Uno, es que debido a que estos sensores capturan información constantemente en entornos públicos y privados, mantener la privacidad de los datos y garantizar que estén seguros y protegidos es crítico. El segundo a tomar en cuenta, es que por ser enorme la cantidad de datos los que estan en movimiento, se debe minimizar la cantidad de los que se mueven a través de la red en un momento dado.

Inteligencia Empresarial para toma de decisiones acertadas

Para la empresa, conectarse directamente a los datos en la fuente a través de aplicaciones, e impulsar el procesamiento hacia los puntos finales en lugar de mover todos los datos hacia arriba a través del flujo y luego recopilarlos en un nuevo repositorio, ejemplifica la filosofía de “conectar, no recolectar”; concepto que si aplicamos a la informática de Internet de las Cosas, significa que los nodos de datos están en los bordes y, en la medida de lo posible, los datos se guardan en esos nodos y se procesan localmente. Solo entonces la información agregada, como las alertas, se mueve a la red y luego se conecta más con aplicaciones empresariales y aplicaciones en la nube, para crear inteligencia empresarial, información procesable o toma de decisiones operativas.

“Algunas plataformas muy flexibles pueden interactuar con tecnologías de mensajería y fuentes de datos orientadas geoespacialmente. También, son capaces de distribuir una capa semántica unificada a través de nodos individuales, ya que pueden integrarse en aplicaciones de Internet de las Cosas que luego se pueden utilizar en un sin fin de transportes  e instituciones publicas, empresariales o de salud, por mencionar algunas”, señaló Suresh Chandrasekaran, vicepresidente Ejecutivo de Denodo.

Empresas con visión de futuro están aprovechando el potencial de plataformas como la de Denodo para optimizar las implementaciones de IoT y  explorar formas alternas de integrar la plataforma en dispositivos de borde. En ese sentido, la virtualización ofrece una solución ágil y escalable que permite analizar los datos que genera un ecosistema conectado en tiempo real, sin necesidad de replicar la información.

Un ejemplo muy inmediato de esto, es que ahora durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, al monitorear a los pacientes que ingresan en un hospital a varios lugares, es posible detectar posibles contagiados para controlar mejor la propagación del virus; e incluso, es posible colocar sensores detectores en los aeropuertos donde existe gran afluencia de personas y el riesgo de contagio es mayor pese a los controles de seguridad y salud.

El avance de este binomio es cada vez más tangible, y muy pronto el concepto integrará cada momento de nuestra realidad, lo que permitirá que finalmente vivamos en un mundo de digitalización total. En otras palabras, ya está muy cerca una era donde existirá una avanzada integración entre humanos y la tecnología.

“De ahí surgirá una gigantesca mejora en la capacidad del internet en cuanto a la distribución, recopilación y análisis de datos, lo que se traducirá en una transformación total en todos los aspectos de la actividad humana; incluyendo procesos industriales y de negocio que serán automatizados gracias a la interconexión, no sólo persona-persona e internet-persona, sino también entre objetos, redes de acceso y datos”, complementó Chandrasekaran.