·       Distinguir diferencias entre eCommerce y mCommerce es clave para ofrecer compras más seguras

 

Ciudad de México, 18 de septiembre de 2017.- De acuerdo con Ingenico ePayments, empresa proveedora de tecnología que mejora la experiencia de compra por cualquier canal y con máximos estándares de seguridad, si bien es cierto que se espera que las ventas online en América Latina asciendan a USD$72 mil millones para el 2017, con base en un informe de Visa Merchant Sales & Solutions, eso obliga a las empresas a implementar estrategias eficientes y efectivas para la gestión de fraudes.

“El panorama de crecimiento que presenta el eCommerce incluye el previsible aumento del índice de fraudes, por lo que las empresas deben ocuparse más en prevenir los delitos por vía electrónica. Sobre todo, también deben considerar que hay otra modalidad que está creciendo: el mCommerce, cuyo origen es el comercio electrónico, pero que en este caso implica la migración de todas las transacciones para ser ejecutadas desde un teléfono móvil u otro dispositivo inalámbrico. Es decir, en tanto que los canales de compra se multiplican y diversifican, a la vez crece el riesgo en las operaciones comerciales”, puntualizó Matías Fainbrum, director general de Ingenico ePayments Latinoamérica.

De acuerdo con el informe de Visa, los comercios de América Latina y el Caribe reportaron índices de contracargos[1] de 1.7%, de revisión manual de 28%, y de rechazo de órdenes de 9.2%. Esto indica que posiblemente los comercios estén sacrificando una parte importante de órdenes válidas, alejando así a los clientes genuinos y reduciendo potenciales ingresos.

 “Debemos considerar la dificultad para detectar fraudes en el mCommerce, que es un canal que avanza a tal grado que Visa también informó que se pronostica un crecimiento que alcanzaría los US$ 16.600 millones entre 2015 y 2020. El problema es que el 67% de los comercios de América Latina y el Caribe evalúan las órdenes en busca de fraude en el canal móvil con los mismos métodos utilizados para eCommerce, pero su diseño no es adecuado para la detección precisa del fraude móvil. Por eso en Ingenico coincidimos en que se deben distinguir el eCommerce del mCommerce para distinguir las causas del fraude en cada caso y buscar reducirlo en ambas modalidades”, indicó Fainbrum.

México, con altos índices de riesgo en eCommerce

Es indudable entonces que el crecimiento de la tecnología móvil, específicamente de los smartphones, ha permitido que la experiencia del comercio online haya avanzado de ser una experiencia de compra en cualquier momento, a una experiencia de compra no solo en cualquier momento, sino en cualquier lugar.

El principal directivo de Ingenico abundó en cuanto a los datos arrojados por el informe referido, en donde Visa postula que en Latinoamérica, México es el país que tiene mayores índices de contracargos por volumen de facturación (CV), con 2.2 %; pero también de órdenes rechazadas (OR), con 14.3%; de revisión manual (RM) con 86%; de órdenes revisadas (ORV) con 25%; a la vez del menor índice de órdenes aceptadas por revisión (OA), con 50%. En contraparte, los promedios en América Latina son de 1.7% (CV), 9.2% (OR), 82% (RM), 28% (ORV) y 57% (OA), respectivamente.

“Debido a ello, los comercios en México deben implementar herramientas efectivas de detección de fraude móvil como parte de sus estrategias integrales de administración de fraude para mejorar sus índices de prevención. La realidad es que el eCommerce sigue avanzando en los distintos canales, y solo los comercios que diseñen estrategias optimizadas contra el delito podrán aprovechar las oportunidades de crecimiento que se presenten, a la vez que minimizan los riesgos. Una empresa puede mantener bajo su índice de fraude si pone en marcha un sistema preciso de detección automatizada y puede evitar gastos innecesarios si se ahorra la revisión manual de las órdenes más ambiguas”, añadió el principal directivo de Ingenico en América Latina.

Soluciones automatizadas, la propuesta de Ingenico

Durante el proceso de evaluación automatizada, Ingenico recomienda que los comercios utilicen una combinación de herramientas para determinar el nivel de riesgo de fraude. “Hay una serie de herramientas de detección de fraude que se utilizan en América Latina, entre las que destacan el número de verificación de tarjeta, el historial crediticio y el de órdenes del cliente, la verificación de e-mail, la autenticación del pagador (3-D Secure), la detección de proxy, los resultados de motor de búsqueda, y la visita a sitios de redes sociales. Sin embargo, hay más de ellas que el comercio puede usar para incrementar el nivel de seguridad, y en ese sentido nosotros ofrecemos la tecnología necesaria para que un comercio se sienta seguro y respaldado para seguir creciendo en los entornos del eCommerce y del mCommerce”, abundó Fainbrum.

Para Ingenico, el hecho de que se esté propagando el uso de técnicas sofisticadas por parte de los defraudadores, representa una exigencia para los comercios a fin de que se equipen con herramientas poderosas para la administración de fraude. “Sería ideal que los comercios dejaran de apoyarse en gran medida en la revisión manual de datos, ya que se trata de un proceso que consume mucho trabajo y tiempo, además de que es vulnerable al error humano. A cambio, las herramientas de detección automatizada que evalúan las órdenes en tiempo real, distinguen las compras verdaderas de las fraudulentas y pueden contribuir a incrementar las ganancias, mejorar la eficiencia operativa y reducir el costo por fraude”.

Como sucede en cualquier ámbito, los delincuentes tienden a enfocarse hacia los sitios en donde encuentran menor resistencia al delito, en donde hay menos barreras y ellos corran el menor riesgo. “Por eso en Ingenico consideramos que el comercio digital, no solo en México, sino en América Latina, continuará creciendo en los diferentes canales, y los comercios que reduzcan el riesgo de manera exitosa, aprovecharán todas las oportunidades que presenta el eCommerce”, finalizó Matías Fainbrum.