Por Carlos Macías, Country Manager de Citrix México

De acuerdo con la consultora 5G Americas, para el 2017, el mercado de Internet de las Cosas (IoT) en México crecerá 26% con respecto al 2016, para llegar a 4,158 millones de dólares. Estos datos confirman que las empresas de los diferentes sectores del país como manufactura, industria, consumo o retail están adoptando rápidamente estas tecnologías que les permiten optimizar sus procesos de negocio, mejorar la experiencia del usuario y reducir los costos relacionados con la gestión de la infraestructura TI, entre otras ventajas. No obstante, ¿cómo se aplica el IoT en los espacios de trabajo?

El 46% de la población mexicana, es decir 53.4 millones de personas pertenecen a la generación Z, caracterizada por haber nacido en la era digital y que en los próximos años se incorporaran en el mundo laboral. Junto a las tendencias de consumerización de las TI, esta nueva generación de trabajadores, determinan nuevos enfoques para tecnología en las empresas en México. Requieren que sea potente, intuitiva y que se anticipe a sus necesidades. Para satisfacerlas, los espacios de trabajo ligados al IoT no sólo se definen por la cantidad de dispositivos finales que se requiere gestionar sino que involucra el cómo estos equipos interactúan con los usuarios, las máquinas, las aplicaciones, los lugares, el flujo de trabajo y la información. Se trata de la combinación de los entornos digitales y físicos, donde las tecnologías en la nube, los analíticos, sensores, big data, virtualización y la ciberseguridad se unen para mejorar los flujos de trabajo de las empresas, las experiencias de los usuarios, al mismo tiempo que maximizan los beneficios de la infraestructura corporativa.

¿Cómo se aplica el IoT en los espacios de trabajo?

La combinación de estas tecnologías permite que las “oficinas inteligentes” sean una realidad (sea un trabajador remoto o una locación física) ya que pueden determinar dónde se encuentra un empleado y conectarse y configurar automáticamente las “cosas” que necesitan para hacer su trabajo (como impresoras, monitores o líneas VOIP), así como el acceso seguro a las aplicaciones y los datos, entregando así un espacio de trabajo óptimo y personalizado. El valor es mesurable. Por ejemplo, en una sala de reuniones inteligente con dispositivos IoT, al pulsar un botón, los trabajadores pueden unirse a reuniones programadas o crear una reunión virtual instantánea sin tener que preocuparse por conectarse a pantallas, audio u otros dispositivos ya que se conecta de forma instantánea al monitor que tengan más cerca. Además, pueden grabar automáticamente la reunión y enviarla a los asistentes y enviar actualizaciones a los asistentes a la reunión cuando se retrasa o se cambia de ubicación.

Además, los espacios de trabajo IoT pueden proporcionar datos reales sobre cuándo y cómo se utilizan las instalaciones para que las empresas puedan focalizar mejor sus inversiones. En referencia a las mediciones, si se combinan estos espacios de trabajo con un servicio de analíticos que ayude con la recopilación y correlación de datos contextuales relevantes, dependiendo de los resultados de este análisis, los espacios de trabajo IoT pueden entregar automáticamente la experiencia adecuada al usuario basándose en estos datos.

Por su lado, para el departamento de TI de las empresas, resulta una oportunidad única para agregar y entregar nuevos espacios de trabajo, reuniendo todos los activos digitales que se requieren para cada usuario de forma contextual, con inicio de sesión único. Esto proporciona nuevos niveles de control a los administradores, simplificando al mismo tiempo las operaciones y brindando una gran experiencia de usuario y con la máxima seguridad.

En conclusión, el Internet de las Cosas también está revolucionando los espacios de trabajo de hoy y se está convirtiendo en un elemento fundamental para las estrategias de TI empresariales. Para que estos espacios sean una realidad y que las empresas mexicanas puedan aprovechar todos sus beneficios de negocio, las compañías del país requieren de un socio de negocio como Citrix que les brinde soluciones integrales para un acceso ininterrumpido, y apropiado a los dispositivos conectados y a los datos, con una experiencia de usuario que sea incluso mejor que a la que están acostumbrados en sus vidas personales. Estas soluciones ayudan, además, a que el departamento de TI proporcione el nivel adecuado de control, protección y cumplimiento normativo para cada tipo de datos sin imponer restricciones a la gente respecto a la forma que eligen para trabajar. Potenciando estos modelos y tecnologías disponibles, las compañías pueden estar preparadas para las expectativas actuales y venideras en relación a la forma de trabajar de los profesionales del país al mismo tiempo que maximizan el tiempo y los recursos.

También te puede interesar: