*La biométrica aplicada ofrece una diversidad de beneficios para la gestión de Recursos Humanos, y es una apuesta segura para aumentar la productividad con un control seguro, eficiente y veraz.

En la actual era digital, la tecnología se ha convertido en un elemento clave para lograr mayor eficiencia, productividad, calidad y competitividad. Tal es el caso de los sistemas biométricos, que son cada vez más comunes en diversas industrias como retail, cuidado de la salud, restaurantes de comida rápida, laboratorios farmacéuticos, etcétera; donde están eficientando los procesos de control de asistencia y horas de trabajo y, en algunos casos, el de cálculo de la nómina y compensaciones.

Pero, ¿cómo funciona la biometría? Los sistemas biométricos pueden determinar automáticamente la identidad de una persona al comparar las características físicas únicas frente a una base de datos computarizada, permitiendo a las organizaciones usar la huella digital o el reconocimiento facial para controlar el acceso a instalaciones o entornos de trabajo.

De acuerdo con Time Tracker, empresa 100% mexicana y expertos en el desarrollo de soluciones tecnológicas enfocadas al levantamiento de información en campo y control de asistencia del personal en tiempo real, el uso de los sistemas biométricos para el control del tiempo y la asistencia elimina costos del negocio derivados de la pérdida de tarjetas de registro y el tan usado “checas por mí”; a la vez que permite sin problema, transferir la información al software de nómina.

Aunque diversos sectores ya están comprobando sus beneficios, aún hay quienes rechazan apostarle a la identificación biométrica debido a ciertos mitos como: el equipo invade la privacidad de los empleados, degrada a los trabajadores e introduce riesgos de salud innecesarios.

Pensando en esto, Time Tracker desmitifica algunos argumentos y señala la realidad en cuanto a los beneficios de implementar la identificación biométrica aplicada en la gestión de Recursos Humanos:

• Mito #1: Los sistemas biométricos son una tecnología reciente y poco probada
Nada más falso que esto. A pesar de que los equipos dan una imagen moderna y hasta futurista, la tecnología que los sustenta data de tiempos de los antiguos egipcios, quienes verificaban la identidad de las personas a través de su complexión física, forma del rostro y otras características notables. Hoy en día, existen diversos casos en los que la tecnología ya funciona con mucho éxito en hospitales, escuelas, aeropuertos, oficinas modernas, etcétera; donde el registro se hace de manera fácil, sencilla y rápida, eliminando elementos externos como credenciales, tarjetas de asistencia, bitácoras, etcétera.

• Mito #2: Los equipos pueden causar efectos perjudiciales para la salud
Se trata, desde luego, de un rumor que no tiene sustento. A pesar de que los dispositivos para reconocimiento de iris usan rayos láser, utilizan una iluminación infrarroja que es apenas visible y muy segura. En cuanto a los lectores de huella digital, no resultan más peligros que tocar cualquier otra superficie común como la manija de una puerta. Así que no se debe tener miedo a utilizarlos, pues en ningún momento representan un peligro para la salud de los empleados. De hecho, una encuesta de la American Payroll Association, señala que 55% de los empleados “no tendría problema” con el uso de biométricos para registrar su asistencia y horas trabajadas.

• Mito #3: Se puede hacer un registro con una huella digital plasmada en un vidrio u otra superficie
Se trata de un mito generado a partir de la ciencia ficción en donde el héroe o villano de la historia es capaz de conseguirlo; sin embargo, esto no funciona en la vida real ya que la mayoría de los escáneres requieren de una muestra viva para poder hacer el registro. En el entorno laboral, los sistemas biométricos aseguran registros infalsificables con 100% de certeza de autenticación, enviando información en tiempo real que se puede consultar en todo momento, eliminando errores y fraudes en el control de acceso, y otorgando la seguridad a los empleadores de que en verdad la persona que se valida en el dispositivo es la misma persona que se registró.

• Mito #4 Son equipos de avanzada con alto costo para las empresas
¡Totalmente falso! Los sistemas de identificación biométrica para control de acceso son menos costosos que un checador basado en tarjetas físicas. Esta especie de supervisor virtual representa un bajo costo para las empresas, ya que requiere menos trabajo para su instalación o mantenimiento, frente al beneficio de contar con una mayor eficiencia operativa, seguridad en el acceso y reportes en línea. Incluso, Gartner asegura que debido a sus costos decrecientes y crecimiento paulatino de capacidades, el mercado biométrico global podría crecer a 23 mil mdd en 2019, con más de 500 millones de sensores potencialmente ligados al Internet en 2018. Esto también significa que desde PyMEs hasta grandes corporativos pueden tomar ventaja de las soluciones.

Más allá de los mitos que rodean este entorno tecnológico, la realidad es que la biometría va más allá del control del personal interno; con el uso de herramientas biométricas en conjunto con la movilidad, es posible la gestión del personal externo, que no sólo apoya a conocer la productividad del personal de campo, sino que con ello, se pueden generar oportunidades hacia el empleado en el tema de ingresos o bonos. Y como punto más relevante se encuentra el tema de la evidencia, que más allá de confirmar la presencia del personal externo en puntos de venta, se tiene la oportunidad de contar con información de valor en tiempo real y con ello generar datos de impacto en el desarrollo y logro de los objetivos de negocio de las empresas.

Time Tracker México señala que cada vez son más las empresas que buscan implementar soluciones de control de campo junto con la movilidad, prueba de esto es un estudio realizado por Gartner, que apunta a finales de 2017 existirán 990 millones de dispositivos móviles con sistemas biométricos incorporados. La aplicación Formax no sólo cuenta con reconocimiento facial y geolocalización, cuenta con una arquitectura en su desarrollo que permite integrar en tiempo real todo el material que se vaya generando, danto datos claves como son: la hora, el lugar y la fecha en la que se creó el material recibido además de contar con una consola de administrador que permite integrar, revisar y consolidar todo el material.

La mejor manera de implementar los sistemas biométricos es mediante socios de negocio que brinden soluciones que respondan justo a las necesidades y preocupaciones del negocio. Soluciones que ofrezcan una plataforma basada en horas reales trabajadas, proporcionando datos exactos e invaluables, generando mayor productividad a través de su tecnología biométrica, eliminando errores y fraudes en el control de acceso. El futuro ha llegado y su negocio tiene que aprovechar la oportunidad que le brindan las soluciones innovadoras en el control de acceso. Así que, ¿ya está listo para registrar su huella dactilar?

También te puede interesar: