• La multinacional japonesa es patrocinador diamante de este evento que se celebrará en Guadalajara del 27 de febrero al 3 de Marzo.

Ciudad de México, 27 de febrero de 2017.- Fujitsu presenta en el ISUM, 8º Congreso Internacional de Supercómputo de México, que se celebra en la ciudad de Guadalajara del 27 de febrero al 3 de Marzo de 2017,  su estrategia en supercomputación. La multinacional apuesta claramente por el HPC, como una pieza clave en su desarrollo tanto actual y futuro, desarrollando una decidida propuesta por la innovación en la investigación, la industria y la colaboración universitaria,  así como un elemento clave para avanzar en la Transformación Digital de las empresas y la sociedad. Cara al 2020, Fujitsu  ya trabaja en el desarrollo de futuras supercomputadoras con capacidades “exascale”,  capaces de llevar a cabo millones de millones de operaciones por segundo.

  

El congreso ISUM, con una trayectoria de más de 7 años de éxito consecutivo, se ha convertido en un excelente foro para propiciar el intercambio de experiencias, conocimientos e investigaciones relacionadas con el uso del cómputo de alto rendimiento. Es importante señalar que Fujitsu tiene un papel destacado en supercomputo, un claro ejemplo es la BUAP, la Benemérita Universidad de Puebla, una institución líder en toda la República y que en su Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México (LNS), dispone de una supercomputadora con tecnología Fujitsu, con una capacidad superior a los 200 TFlops, lo que le ha convertido en uno de los 3 grandes centros en el país y de los 5 más importantes de América Latina.

El LNS es un centro que proporciona servicios de cómputo de alto rendimiento para el desarrollo de la investigación científica, la formación de recursos humanos y la innovación tecnológica. Ha sido diseñado para proveer a los investigadores e ingenieros de un soporte computacional de alto rendimiento, cuyo propósito es incrementar la competitividad, así como su capacidad de innovación. Las investigaciones que se están desarrollando en el LNS están relacionadas con la biología, farmacia, física.  Como ejemplo, se podría mencionar el proyecto binacional entre México-Estados Unidos del observatorio HAWC, ubicado en el cerro de  “La Negra”, cerca del pico de Orizaba, dedicado al estudio de las ráfagas de rayos gama.  Y también,  su colaboración con el Centro de Excelencia en Física Médica Nuclear (CEFMN), especialmente en su proyecto para combatir el cáncer con la terapia de protones.

Fujitsu apuesta por México y el supercómputo es uno de los pilares de crecimiento y competitividad. Existe una gran oportunidad científica y hay una buena disposición para abordar estos proyectos. Es un entorno muy abierto a propuestas. Por todo ello, Fujitsu ha decidido impulsar la supercomputación en el país y la compañía está realmente impresionada por la demanda de talento local. En su estrategia, la multinacional fomenta implantar la filosofía japonesa y todas las novedades que la sitúan a la vanguardia mundial en este campo. Fujitsu fue la primera compañía en el mundo en firmar un contrato para diseñar una supercomputadora de categoría Exascale que reemplace el actual, llamado “K” Computer, máquina que fue nº1 del mundo en 2011 en el TOP500 y el primer supercomputador en superar la barrera de los 10 Pfops. Tanto el K como el futuro supercomputador tienen el mismo objetivo: resolver los problemas más importantes que afectan a nuestra sociedad: la mitigación de desastres naturales, el desarrollo de nuevos fármacos para combatir enfermedades como el cáncer o neurodegenerativas, el medioambiente, el cambio climático, etc.