100 millones de estudiantes serán instruidos en programación

65% de los niños trabajarán en empleos que hoy no existen

México es parte de esta iniciativa global

Ciudad de México, 6 de diciembre de 2016 –  Más de 100 millones de estudiantes, en 180 países, incluido México, serán parte del evento de aprendizaje más grande de la historia: la Hora del Código. Un movimiento educativo global que busca aumentar el acceso de niños y jóvenes a las ciencias computacionales orientadas a la programación, con el propósito de prepararlos para el trabajo del futuro.

 

“El 65% de los niños que actualmente ingresan a la educación primaria trabajarán en empleos totalmente nuevos que pondrán a las nuevas tecnologías como su principal herramienta de desempeño”, afirma Hugo Gómez, Socio Director de Tecnología de Accenture México. “Hoy, aprender programación es tan importante como leer, escribir o hacer operaciones aritméticas”.

 

El organismo, sin fines de lucro Code.org, se compromete con la expansión del acceso a las ciencias computacionales alrededor del mundo, por medio de alianzas globales como Accenture, quien donará más de 10,000 horas, en 200 ciudades de 55 países para impulsar la Hora del Código durante esta semana. El año pasado hubo 500,000 nuevas vacantes de trabajos informáticos en Estados Unidos, pero únicamente había 40,000 graduados calificados para ocuparlas, señala el reporte El Futuro del Trabajo del World Economic Forum 2016.

 

“Todas las escuelas deberían tener acceso a las ciencias de la computación para que los alumnos se conviertan en ciudadanos con conocimientos del mundo digital, por medio de habilidades que determinarán un futuro exitoso”, señala Hadi Partovi, cofundador y CEO de Code.org.

 

“Esta semana, donar una hora de nuestro tiempo para enseñar a niños y jóvenes de México a programar se reflejará en una nueva generación profesional, que usará la codificación como la entrada a las grandes oportunidades profesionales y laborales. Las empresas mexicanas, a través de su transformación digital, demandarán nuevas habilidades donde la sincronización de talento y tecnología agilizan la rentabilidad y su crecimiento”, finaliza Hugo Gómez.