Aportaría dos billones (millones de millones) de dólares adicionales para 2020

El reto: mejorar el coeficiente intelectual digital

Davos, Suiza, a 19 de enero de 2016.- Optimizar el uso de las habilidades y las tecnologías digitales podría generar dos billones (millones de millones) de dólares de producción económica mundial adicional para el año 2020, según el estudio “Disrupción digital: el multiplicador del crecimiento” que presenta hoy Accenture en el Foro Económico Mundial de Davos. La investigación revela la importancia que lo digital juega en la actividad económica, con más de una quinta parte del producto interno bruto (PIB) mundial atribuido a habilidades, capitales, bienes y servicios digitales.

 

El informe señala que para generar mayores tasas de crecimiento, las empresas tendrán que mejorar las habilidades y tecnología digitales, así como factores favorables más amplios, como la facilidad de acceso a la financiación y la apertura del marco normativo de un país.

 

El 22% de la producción mundial está vinculada a la economía digital de habilidades y capital. Estados Unidos es la economía más digitalizada del mundo, con inversiones existentes que representan el 33% de su producción. El estudio muestra cómo cada economía nacional podría priorizar mejor sus esfuerzos adicionales para lograr el mayor aumento de los ingresos y la producción económica.

 

“Las organizaciones y los gobiernos pueden apalancarse de las tecnologías para incrementar su productividad y aumentar sus ingresos. El integrar por completo las herramientas digitales a la base de la economía, permitirá que países como México, creen redes de colaboración para apoyar a una innovación diferenciadora, fomenten un mundo físico sin fronteras a través del comercio digital y desarrollen modelos de negocio que sirvan de apoyo para nuevas alianzas y desarrollos comerciales”, afirma Luiz Ferezin, Director Ejecutivo de Accenture México.

 

Según el informe, los modelos de negocio de plataformas representan una de las mayores oportunidades para el crecimiento, pues permiten a las organizaciones expandirse hacia nuevos mercados y fortalecer la integración de los socios y consumidores a través de una plataforma digital común. Aunque las “empresas nacidas digitalmente” dominan el entorno comercial hoy, las organizaciones tradicionales podrían ser de los mayores beneficiarios de las estrategias de plataforma, mediante la combinación de su alcance al cliente y su cartera de productos con el poder de comunicación en red.

 

El reporte recomienda tres acciones que pueden mejorar la aplicación de los modelos de negocio digital:

  • Dar prioridad a las inversiones digitales basadas en oportunidades de valor: evaluar cuidadosamente el equilibrio de las inversiones digitales para que una combinación óptima de mejoras en las habilidades y la tecnología pueda maximizar el rendimiento.
  • Competir usando una estrategia digital específica de la industria: tener claro qué plataforma, qué funciones y qué datos son fundamentales para competir con éxito en cada industria.
  • Crear el entorno adecuado para la transformación digital: mejorar el “Coeficiente intelectual digital“, asociándose con el gobierno para abrir relaciones multi-industriales y cambiar las reglas de la competencia.

 

Los países con la mayor oportunidad para mejorar su desempeño digital general son Brasil con 6.6%, Italia con 4.2%, China con 3.7% y Japón 3.3%:

 

Aumento del PBI pronosticado para 2020 debido a mejoras óptimas de la densidad digital
País Mil millones de dólares

 

% del PIB de 2020
EUA 421 2.1%
Reino Unido 84 2.5%
Australia 34 2.4%
Francia 80 3.1%
Alemania 90 2.5%
Holanda 13 1.6%
Brasil 120 6.6%
España 43 3.2%
Japón 146 3.3%
Italia 81 4.2%
Corea del Sur 34 2.2%
China 527 3.7%

 

 
Metodología
El informe de estrategia de Accenture, Alteración digital: el multiplicador del crecimiento, proporciona una medida nueva y completa de la escala de la economía digital en 11 países principales. Estima el valor agregado al PBI por el hardware, el software y las tecnologías relacionadas y por los trabajadores que necesitan estos recursos digitales para hacer su trabajo. También calcula el valor de los bienes y servicios digitales intermedios utilizados en la producción