Para todo buen amante del sonido, sin lugar a dudas, una de sus principales preocupaciones es la forma en que tendrá que realizar el correcto diseño de salas dónde plantea colocar su colección de música y el equipo.

 

Para conseguir un buen sonido hay muchos factores, pero a todas luces, la ubicación de los altavoces es de la que primero deben de tomarse en cuanta. Incluso unos altavoces de gama baja/media gana muchos enteros si se ubican de forma correcta.

Por tal motivo, recomendados seguir los siguientes consejos:

Salones minimalistas de DZHEMESYUK & YUROV DESIGN

©DZHEMESYUK & YUROV DESIGN/homify.com.mx

Usar la pared para amplificar el sonido. Normalmente, si los altavoces tienen suficiente calidad no es recomendable que estén muy pegados a la pared. Mantenerlos alejados unos 50 cm evita que los bajos puedan “manchar” el sonido. Pero si los altavoces no tiene la suficiente potencia, colocarlos más cerca de la pared hacen que los bajos y el sonido en si sea más fuerte.

En relación a lo anterior, igual que intentaremos tenerlos separados de la pared es importante también no colocar los altavoces en las esquinas. La explicación es sencilla, las paredes ayudan a rebotar el sonido que se proyecta hacía la parte trasera.

El triángulo equilátero. Esa es la forma geométrica que debemos buscar. Los dos altavoces y nuestra posición en la sala debe formar un triángulo equilátero. Esto es importante ya que, a veces, vemos como hay altavoces más alejados de nosotros por el simple hecho de quedar más estético en la sala.

A la altura del oído. La mayoría de altavoces tienen dos vías, una para los agudos (conocida como tweeter) y otra para medios y graves. Al menos, la altura del tweeter debería coincidir con la altura de nuestros oídos cuando estemos en la sala o habitación sentados.

Por último, evita vibraciones, usa un buen soporte. Tanto si los colocamos en una estantería, un mueble, colgados en la pared, etc… es importante que queden bien fijados. El fin no es otro que evitar vibraciones. Si podemos colocarlo sobre un mueble de madera mejor aún. Y sería recomendable evitar superficies metálicas o de cristal.

Con esto sencillos detalles tu sonido mejorarán. Aún así hay muchos más aspectos que afectan. Si las paredes rebotan en escaso las ondas será mejor no abusar de un volumen alto, igualmente si una pared está “desnuda” con respecto a otra donde tenemos estanterías también afecta.

Recuerda, lo importante que la sala suene lo mejor posible dentro de nuestras opciones.