manageengine

Desde relojes inteligentes con calendario hasta termostatos remotos, los consumidores buscan cada vez más a las tecnologías conectadas para gestionar diversos aspectos de sus vidas.

Por Padyut Roy, Consultor de producto, ManageEngine.

Es claro que deberán pasar algunos años antes de que toda la población viva en ciudades inteligentes y sea transportada por autos sin conductor, la inversión en curso hacia las tecnologías del internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) demuestra por si sola que no es un tendencia pasajera.

Por ahora, el internet de las cosas es una de las prioridades en la agenda empresarial, que a menudo se coloca varios años detrás del ciclo general de adopción tecnológica. Sin embargo, el IDC estima que el mercado llegará a valer $8.9 trillones de dólares para el 2020 comprendiendo 212 billones de dispositivos conectados, lo que confirma el hecho de que las tecnologías del internet de las cosas se convertirán en una realidad en los hogares, lugar de trabajo y en todo el comercio a nivel global.

El apoyo a nivel empresarial

Con la información acerca de los negocios y clientes reconocida actualmente como un valioso activo, algunos expertos están dispuestos a mostrar el potencial estratégico de las tecnologías del internet de las cosas, especialmente cuando se requieren mejorar los procesos del negocio y la inteligencia analítica. Sin embargo, a pesar de ser promocionado en algunos sectores como una santa trinidad del big data, movilidad y tecnología en la nube, algunos negocios invariablemente no estarán dispuestos a arriesgar las implicaciones de seguridad asociadas con el flujo de información sensible a través de los dispositivos conectados a internet.

Sin embargo, para manejo interno y soporte, hay un incremento en el número de casos de uso de dispositivos y procesos para el internet de las cosas. Por ejemplo, usando la tecnología actual, un administrador de TI puede que ni siquiera tenga que mirar su tablero de control para darse cuenta que algo está mal o identificar el problema.
En vez de eso, pueden ser alertados ante un sobrecalentamiento del servidor mediante un termostato conectado a internet, que detecta el aumento en la temperatura y automáticamente cambia la luz para alertar a la administración a través de una bombilla de luz conectada a internet y a su smart watch.

Vinculado a esta característica, la oportunidad de usar el internet de las cosas como una estructura abierta de conectividad y de fluir hacia un rango más amplio de aplicaciones, es claro el potencial de trascender la función de soporte de TI desde la ayuda técnica hacia otras partes de la empresa, como las instalaciones.

No obstante, junto con la carga de trabajo adicional para TI, las empresas necesitarán también una herramienta centralizada que les permita administrar este bien adicional. Por ejemplo, cada bombilla conectada a un entorno inteligente de IoT debe ser monitoreada y controlada para confirmar que funciona correctamente. Suponiendo que hay más de 100 dispositivos de este tipo en una oficina, el volumen de direcciones IP que se debería asignar sería significativo.

Además se requeriría una red con topología de malla para controlar la asignación de las direcciones IP.

Conforme el volumen de dispositivos conectados a la red aumente, asegurar lo que previamente no eran consideradas instalaciones de TI será todo un desafío para los administradores de TI y equipos de soporte. Algunas organizaciones pueden intentar superar los problemas de seguridad usando redes locales dedicadas. Sin importar que tan exitoso sea esto, el manejo de esta parte también requeriría una herramienta especializada de gestión.

Con tantos obstáculos por superar, claramente pasará un tiempo antes de que el impacto del internet de las cosas sea evidente dentro de las empresas. Sin embargo, con el claro potencial para mejorar el control a través de una gama más amplia de objetos y accesorios, los departamentos de TI deberían comenzar a pensar más allá de la existencia de los activos de TI y considerar cómo, con el control y la gestión correcta, una nueva generación de dispositivos conectados al internet de las cosas, puede beneficiar a sus organizaciones en todo tipo de novedosas formas.

Sigue a ManageEngine en:
Web site. http://buzz.manageengine.com/
Blog de la compañía: http://blogs.manageengine.com/
Facebook: http://www.facebook.com/ManageEngine
Twitter: @ManageEngine.