Carlos Macias, Country Manager - Citrix México

Carlos Macías, Country Manager de Citrix México

Según el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) los Millennials representan en México a más de 39 millones de personas y en 2014 englobaron el 15% de todas las contrataciones en el país. A mediano plazo, se estima que esta cifra aumentará un 25%. En este contexto, las empresas mexicanas tienen el desafío de comprenderlos ya que ellos dominarán el futuro mercado laboral. Uno de los rasgos más destacados y diferentes a las generaciones anteriores es una educación profundamente digital que impregna su estilo de vida, e incluso su vida laboral.

Las nuevas generaciones de empleados demandan cosas nuevas a las empresas, entre ellas mayor flexibilidad, acceso a tecnología de última generación, elegir el dispositivo que les sea más cómodo para trabajar, poder trabajar desde distintos lugares (como en casa, en la oficina de un cliente, en los tiempos muertos camino al aeropuerto o a la oficina), poder vivir en otras ciudades o países, entre otros. Y la mezcla perfecta de todo eso sumado a la posibilidad de desarrollo y crecimiento es quizás la nueva definición del trabajo ideal para esta generación

Por ello, los grandes vínculos de la generación Millennial con la tecnología están cambiando la forma en que las organizaciones operan, la rápida adopción de las tecnologías de virtualización, movilidad y soluciones en la nube, están impulsando cambios fundamentales en la composición de la fuerza laboral, en su entorno físico y en el aprovechamiento tecnológico. Las empresas más convencionales no son ajenas a estos cambios, que también son generacionales. Esta realidad laboral, pasa por estrechar la colaboración entre el área de Recursos Humanos y el de IT para que puedan contribuir al desarrollo del negocio y al de su capital humano de manera conjunta. Uno definirá los objetivos y funciones de cada posición, teniendo en cuenta sus singularidades, el otro seleccionará las mejores herramientas para llevar a cabo su cometido.

Justamente una de las herramientas para hacerlo posible es la movilidad empresarial implementada por medio de tecnologías y políticas corporativas que aseguren su éxito. Una buena estrategia de movilidad empresarial debe permitir a los ejecutivos trabajar desde cualquier lugar usando sus propios dispositivos, aumentar la productividad al ofrecer acceso a las aplicaciones empresariales desde dispositivos móviles, permitir a los ejecutivos el intercambio seguro y sencillo de archivos sin presentar riesgos innecesarios para la organización y mejorar la colaboración para los ejecutivos que están en constante movimiento al ofrecer reuniones en línea con videoconferencias y audio de alta definición.

Los empleados de hoy no se conforman con el modelo de “la misma tecnología sirve para todos”, quieren elegir el dispositivo que a ellos les queda más cómodo y las aplicaciones que les resultan más productivas. Quieren las mismas libertades y customización que experimentan en su vida diaria como usuarios. Por ello, en esta nueva visión, es muy importante que conjuntamente el departamento de TI y el de Recursos Humanos trabajen para entender y distinguir los distintos tipos de empleados que forman su equipo.

En conclusión, la movilidad empresarial puede brindar beneficios que son clave para hacer aportes concretos al negocio en un momento tan competitivo como el actual y a la vez, crear un espacio de trabajo más adaptado a las necesidades de las nuevas generaciones de empleados. Se trata simplemente de mantener una mente abierta a explorar las nuevas alternativas que la tecnología ofrece y escuchar las demandas del staff.