10404850_10152438589663204_9083059126253393371_n

Sin lugar a dudas que la era digital ha irrumpido en todos los ámbitos de nuestra vida, haciendo que ésta sea mucho más fácil y sencilla. A través de la tecnología ha sido posible que las personas realicen distintas acciones sin la necesidad de desplazarse e invertir tiempo, de manera que se convierten en ciudadanos mucho más productivos. Un claro ejemplo de esto es el llamado Gobierno Electrónico (eGobierno), una tendencia que ha demostrado grandes ventajas al proveer de más y mejores servicios públicos a los ciudadanos.

¿Se habría imaginado usted, hace diez años, pagando sus impuestos vía web o realizando cualquier otro trámite sin la necesidad de esperar por largas horas ni formarse en enormes e interminables filas? La realidad es que el Sector Público en todo el mundo, y en nuestro país no ha sido la excepción, ha invertido grandes cantidades de dinero para adquirir sistemas y aplicaciones tecnológicas que hagan posible esto y muchas otras cosas más.

Un hecho importante de considerar es que la mayoría de los servicios públicos que se ofrecen a través del Gobierno Electrónico son creados por medio de la integración de bases de datos y el flujo constante de la información, por lo que si no existe una estrategia adecuada para la integración de estos recursos, la calidad de los servicios será muy pobre.

Disponibilidad de los datos, clave para entidades públicas
Pero, ¿por qué es importante integrar los datos y la información? Las entidades del Sector Público conforman una gran organización en la que se acumula una gran cantidad de datos, y no sólo eso, sino que además, éstos son modificados de forma constante. Piense, por ejemplo, en el número de personas que cada día realizan trámites en el Sistema de Administración Tributaria (SAT): altas y bajas, declaraciones, cambios de régimen, pago de impuestos, etcétera… todo un cúmulo de datos tan sólo en una dependencia de gobierno.

Sin embargo, lo complicado no está aquí, sino en conseguir la conectividad y colaboración entre todas y cada una de las entidades de gobierno federales, estatales y locales. Lo ideal es que mientras mayor sea la cantidad de datos disponibles para éstas, acerca de un asunto, persona u organización; mejores y más rápidas serán las decisiones que se tomen sobre el mismo.

Cuando una organización es capaz de integrar sus datos de forma correcta, mantener los registros limpios y al día, así como conseguir que éstos fluyan de forma constante para estar disponibles en otras dependencias, estará mejorando la calidad de los servicios gubernamentales y transformando totalmente la relación con los servidores públicos, los ciudadanos y los negocios.

Esta es la razón por la que la Integración de Datos es tan importante, porque es un elemento clave para transformar la manera en que las dependencias del Sector Público pueden conectarse unas con otras y disponer de los datos almacenados por cada una; lo que da como resultado el despliegue de mejores servicios públicos que dejen satisfechos a los ciudadanos.

Integración de Datos, desafío para el Sector Público
Mucho se habla de que el Sector Gobierno ha invertido considerables sumas de dinero en la adquisición de tecnología para mejorar los servicios públicos, lo cual es muy favorable, sobre todo para el ciudadano, quien se convierte en el beneficiario principal. Muchos casos de éxito hemos escuchado de cómo cierta aplicación ayudó a determinada dependencia a mejorar sus procesos, ser más eficiente y dar un mejor servicio.

Sin embargo, aún sigue siendo un gran reto conseguir la conectividad y colaboración entre las dependencias del sector, de manera que todas tengan acceso a un cúmulo de datos de calidad, actualizados y listos para la toma de decisiones.

¿Por qué es tan complicado conseguirlo? Mucho del trabajo, inversión económica y esfuerzo en materia de datos se ha centrado en utilizar las Tecnologías de Información para colectar datos, tantos como sea posible; pero se ha descuidado su Integración, ya que el almacenamiento no se realiza siguiendo un estándar, lo que da como resultado que los miles de millones de datos se encuentren en diversas aplicaciones y sistemas, versiones y con diferentes formatos. Esto hace casi imposible que los datos puedan encontrarse y utilizarse por otras organizaciones ajenas al proceso de almacenamiento.

El camino hacia la Integración de Datos
Conseguir la conciliación entre todos los sistemas que acumulan los datos en las distintas entidades de gobierno, no es un asunto que deba pasarse por alto, sobre todo hoy, cuando los ciudadanos exigen más y mejores servicios públicos; y cuando es crítica la actualización de padrones como el del IMSS (expediente clínico electrónico), el del INE (credencial de elector), el del SAT (contribuyentes), el de Ventanilla única (pago de servicios), entre otros. No es una labor fácil, pues demanda mucha organización, análisis y trabajo conjunto; no obstante, tampoco se trata de algo imposible.

En la actualidad, muchas entidades de gobierno de todos los niveles están invirtiendo en soluciones tecnológicas que les ayuden a conseguir una Integración de Datos que satisfaga sus necesidades de información y les permita encontrar formas de usar los datos de otras dependencias para dar un mejor servicio a la población.

Y entonces, ¿qué clase de tecnologías de información pueden ayudarnos en este proceso hacia la modernización en el Sector Público?

Informatica Corporation, proveedor líder en soluciones tecnológicas de Integración de Datos, señala que las soluciones de Integración y Gestión de Datos permiten a las organizaciones acceder a todos los activos de información, integrarlos, gestionarlos y confiar en ellos.

Estas soluciones permiten a los organismos federales garantizar que todos los datos sean fiables, prácticos y fidedignos. Dan acceso a todos los datos, los integran (en diferentes dependencias, departamentos, sistemas, idiomas y formatos) y los distribuyen donde sea necesario. Además, son capaces de gestionar enormes volúmenes de datos, crean una arquitectura de TI flexible, segura y escalable que admite un sólido flujo de información en uno o varios organismos públicos.

¿Qué beneficios se pueden conseguir con la Integración de Datos? Existen soluciones diseñadas para los distintos niveles y servicios de gobierno. De forma general, éstos son algunos de los beneficios que se pueden conseguir:

• Reducción drástica de los costos de la infraestructura de TI
• Ahorro de miles de millones de pesos de los contribuyentes
• Reducción de desviación de recursos, el derroche y los abusos en los pagos
• Reducción de los costos a través de la automatización
• Agilidad y mejora en la elaboración de informes conforme a directivas de misión
• Mejora de la seguridad de los datos
• Mayor eficacia operativa
• Mejora de la planificación y la creación de presupuestos con previsión de recaudación precisa
• Reducción del coste del cumplimiento de las leyes tributarias
• Agilidad en la gestión de casos, inventario, activos e instalaciones
• Mejora de la calidad de los servicios y la atención sanitaria
• Reducción los costos de los organismos policiales y judiciales, y los planes de respuesta en caso de emergencias.

Como se ve, el potencial de las aplicaciones y sistemas de Integración de Datos es infinito, y sin duda se trata de una muy buena oportunidad para que los organismos del Sector Público mejoren su eficacia operacional, hagan más transparente sus acciones y ofrezcan una mejor capacidad de respuesta a favor de los ciudadanos.

Firmas de tecnología como Informatica Corporation ofrecen soluciones y servicios para ayudar a estancias gubernamentales locales, estatales y federales; a conseguir una Integración de Datos que las ayude a operar de forma más eficiente y de manera rápida y rentable, a la vez que brinda servicio y atención centrada en el ciudadano.

Por Víctor González, Especialista en Manejo de Datos Maestros para Informatica Corporation México.