logo-sap

El estudio revela la creciente adopción de plataformas tecnológicas para impulsar la innovación, fortalecer la relación con sus clientes, mejorar la agilidad y ampliar sus negocios

SAP realizó un estudio que evalúa las prioridades de negocio en el segmento de las pequeñas y medianas empresas en México de acuerdo a sus expectativas de crecimiento y operación en los siguientes tres años, el cual reveló que, con respecto al pasado, el 73% de las entidades encuestadas está compitiendo en mayor medida con grandes corporaciones.

 

El estudio realizado en conjunto con Oxford Economics indicó que el 95% de las compañías mexicanas se encuentran en un proceso de transformación empresarial importante ante la necesidad de adaptarse a un mercado global con incertidumbre económica para salir avante frente a la competencia de empresas con tecnología superior en operación. De esta forma, esperan capitalizar las oportunidades de crecimiento en mercados en expansión.

 

En el mismo sentido, el 52% de las PyMEs mexicanas buscan extender su alcance local mediante elementos como innovación, incremento en la eficiencia operacional y reducción de costos. No obstante, la gran tendencia es la expansión global pues el 30% de las PyMEs mexicanas afirman que entre el 21% y el 40% de sus ingresos se generarán a nivel global en los siguientes tres años.

 

Un factor que está impulsando la transformación en las empresas es la adopción de tecnología en México y Latinoamérica, de acuerdo a su aprovechamiento para adaptarse a un mercado cambiante manteniendo expectativas de crecimiento y expansión global.

 

El estudio reveló que el software de gestión empresarial que ya está en uso en el 47% de las Pymes de América Latina será el más utilizado en el sector de consumo y servicios profesionales en los siguientes tres años a una tasa de crecimiento del 16% pero es el Cloud Computing y las herramientas de Business Analytics las que serán mayormente adoptadas en la región, con un 22% y 20% respectivamente en industrias como servicios profesionales y ventas al por mayor, mientras que las soluciones de análisis de negocio se adoptarán con una tasa de crecimiento de 30% entre las empresas de bienes de consumo en la región.

 

“Las PyMEs son muy importantes para nosotros, representan más del 80% de los clientes que tiene SAP México. Hoy en día contamos con un portafolio de soluciones que son flexibles y se encuentran adecuadas a las necesidades específicas de este sector” comentó Luis Ávila, Director Comercial de Canales de SAP Norte de América Latina.

 

2013-10-22 09.33.40

Tres lecciones de PyMEs de alto crecimiento

Nuevo estudio de Oxford Economics revela que las PyMEs se están globalizando, compitiendo con rivales de todos los tamaños y usando la tecnología para acelerar su innovación

 

De acuerdo a un estudio publicado por Oxford Economics, las pequeñas y medianas empresas (PyMES) con éxito y alto crecimiento, están actuando en una escala internacional, compitiendo con rivales más grandes, e invirtiendo agresivamente en tecnología para mejorar las operaciones y ser más ágiles. El estudio “PYMES: Equipadas para Competir” elaborado en conjunto con SAP se basa en la retroalimentación de más de 2.000 pequeñas y medianas empresas con ingresos anuales entre 20 y 750 millones de dólares. Los encuestados de 21 países representan las industrias de retail, productos de consumo, manufactura detallista, servicios profesionales y sectores al por mayor. La información fue recolectada mediante una encuesta cuantitativa junto con entrevistas a ejecutivos.

 

La conclusión general fue que las PyMEs exitosas y grandes corporaciones multinacionales por igual, son impactadas por la creciente globalización, competencia agresiva, clientes con mayor poder de decisión en nuevos mercados y tecnologías que cambian rápidamente.

 

Adoptar una mentalidad global.

 

Las PyMEs están expandiéndose globalmente (34%) y penetrando nuevos mercados (33%) así como realizando grandes esfuerzos para su expansión local (29%). Nuevos mercados fueron particularmente importantes para el 45% del sector manufacturero y 40% de las compañías altamente rentables.

 

De hecho, una de cada tres empresas encuestadas ahora genera más del 20% de sus ingresos a nivel internacional, y se espera que la cifra aumente casi un 50% en sólo tres años. Del mismo modo, el número de PyMEs que operan en seis o más países se duplicará del actual 16% a 35% para 2016.

 

Para Octo Technologies, una firma consultora francesa con valor de 28.5 millones dólares, la mentalidad global requiere el cambio cultural correspondiente. Cuando la empresa se expandió a otros países de habla francesa como Marruecos, Suiza y Bélgica, la resolución de problemas fue relativamente sencilla. Pero un movimiento hacia Brasil en 2010 trajo nuevos desafíos.

 

“Tan pronto como se incorpora un elemento brasileño en el equipo, ya no estamos en un ambiente de habla francesa, así que tuvimos que comunicarnos en Inglés, de lo contrario, perderíamos al chico brasileño”, comentó Francois Hisquin, CEO de la empresa. “Es un gran cambio para una empresa francesa”. Pero la apuesta de Octo está brindando frutos con contratos ganados en Brasil a pesar de una lenta economía europea. Octo ahora genera alrededor del 16% de sus ingresos en el extranjero, y Hisquin cree que la empresa tiene un modelo que se puede exportar a otros países.

 

La transformación es una necesidad estratégica, crucial para la supervivencia.

 

Casi dos tercios de las PyMEs aseguran que deben transformarse para mantenerse por delante de la competencia, y más del 50% dice que los avances tecnológicos están volviendo obsoletas las formas tradicionales de hacer negocios.

 

En el 41% de las empresas, el propietario o director General tiene la principal responsabilidad de motivar la transformación, probando que se trata de una preocupación en toda la empresa. Prioridades de transformación incluyen: la capitalización de oportunidades de crecimiento en mercados en expansión (41%), la entrada en nuevos mercados geográficos (36%), la creación de una cultura de la innovación (34%), y la inversión en nuevas tecnologías (26%). En cuanto a los resultados, las empresas más rentables tienden a estar más adelantadas en procesos de transformación que sus pares menos rentables.

 

Invertir agresivamente en tecnologías para la comprensión de toda la empresa.

 

Más de la mitad de las PyMEs encuestadas afirman que la tecnología está en el centro de sus esfuerzos de transformación empresarial y cuentan con un plan para incrementar el uso de la tecnología en todos los ámbitos en los próximos tres años. Casi dos terceras partes creen firmemente que la tecnología les ayuda a alcanzar la longevidad y el crecimiento sustentable. Además, más de un tercio de las PyMEs se identifican como los primeros en adoptar las nuevas tecnologías. Por ejemplo, Hisquin de Octo afirmó: “Fuimos uno de los pioneros franceses de la tecnología digital. La agilidad es clave para nuestro negocio”.

 

Las pequeñas y medianas empresas priorizan las tecnologías que proporcionan una mejor comprensión y conocimiento en toda la empresa. Software de gestión empresarial es el objetivo principal (50%), seguido de análisis de negocio (43%), movilidad (37%), redes sociales (36%), y el cómputo en la nube (34%)

 

Las pequeñas empresas están haciendo hincapié en la inversión de Business Analytics (52%) y el software de gestión empresarial (58%), mientras que sus compañías de mayor tamaño están centradas en la movilidad (41%), las redes sociales (44%), y la nube (40%). Nuevas tecnologías en boga también están en su radar; sólo un tercio de las PyMEs no creen que Big Data sea relevante para su rendimiento empresarial.

 

Las PyMEs de alto crecimiento aceleran diferente.

 

Ciertas lecciones aprendidas sobre el estudio “Equipados para Competir” desbancan algunos de los estereotipos de las PyMEs. Uno de los más importantes puede ser instructivo para las grandes empresas también. En un reciente blog del Harvard Business Review, Bright Simon sostiene que las PyMEs están preparadas para convertirse en “nano-multinacionales”, globalizándose a través de redes alimentadas por tecnologías y fomentada por las relaciones en el país (en una manera muy diferente de mando y control de las grandes corporaciones). Una cosa es cierta, la transformación ha llegado para quedarse en las empresas de todos los tamaños.