Jpeg

  • El Network Barometer Report revisa la preparación que tienen las redes para soportar a sus respectivos negocios, revisando las vulnerabilidades de seguridad, el estatus de término-de-vida y las variaciones de configuración de los dispositivos de redes respecto a las mejores prácticas.
  • Las tendencias tecnológicas disruptivas tales como movilidad empresarial, Cloud Computing y outsourcing de TIC están cambiando la forma en que las organizaciones ofrecen y consumen los servicios de TIC.

México, D.F, agosto de 2013.- Dimension Data, el proveedor global de soluciones y servicios TIC valuado en 5.8 mmdd, anunció hoy que que el 67% de los dispositivos en las redes corporativas de TI tiene vulnerabilidades. Este valor evidencia el nivel de riesgo al que se exponen los administradores de redes, demostrando que el tema seguridad no necesariamente es el foco de atención. Este porcentaje representa una disminución del nivel identificado en 2011, cuando el 75% de los dispositivos presentaba vulnerabilidades, llegando a nivel más bajo comparado con los últimos 2 años.

Este es uno de los hallazgos del “2013 Network Barometer Report” realizado por Dimension Data, el cual fue dado a conocer hoy. Publicado por primera vez en 2009, el Barómetro de Redes informa acerca del estatus de las redes a nivel global, utilizando datos de variadas organizaciones recolectados por el Análisis del Ciclo de Vida de la Tecnología (TLMA) que realiza Dimension Data en todo el mundo.

El Reporte revisa la preparación que tienen las redes para soportar a sus respectivos negocios, revisando las vulnerabilidades de seguridad, el estatus de término-de-vida y las variaciones de configuración de los dispositivos de redes respecto a las mejores prácticas. En los últimos 5 años, Dimension Data ha completado más de 1,200 TLMAs en organizaciones de todos los tamaños e industrias y en todo el mundo.

Daniel Villavicencio, director de servicios Dimension Data Americas, dice que “hay ciertas vulnerabilidades que han estado presentes por muchos años y que no han sido corregidas aún, pese a que proveedores como Cisco Systems han sido proactivos en proporcionar parches y mejoras de sistemas y software”.

“Eliminar todas las vulnerabilidades de ambientes grandes y complejos puede ser una tarea desalentadora y desafiante. Sin embargo, la interrupción y el esfuerzo requeridos deben ser sopesados frente al impacto y acciones potenciales que se requieren. Pese a que las redes actualmente parecen tener menos vulnerabilidades, el alto porcentaje de dispositivos con vulnerabilidades se mantendrá hasta que el software sea parchado o actualizado a una versión más nueva y segura,” comenta Villavicencio.

Se recomienda a las organizaciones enfocar sus esfuerzos en las vulnerabilidades que representan las mayores amenazas. Mientras más cerca está un dispositivo a Internet, más alto es el riesgo. Por lo mismo, las organizaciones deben ser vigilantes e implementar un régimen constante de parchado de vulnerabilidades. Si bien las redes TI actuales parecen tener menos vulnerabilidades, y muchas de éstas son difíciles de eliminar, nuevas vulnerabilidades son identificadas cada año, por lo que no es sabio ser complacientes.

Redes costarán 50% menos en los siguientes cinco años

Las redes del futuro costarán cerca de la mitad de lo que las redes tradicionales cuestan hoy. Requerirán un menor capital de inversión para desplegarse y su operación será más barata porque serán más fáciles de gestionar, tendrán acceso unificado y requerirán menor electricidad y enfriamiento.

Hoy, la mayoría de las redes en los campus se conforman por alrededor de 80% de puertos alámbricos dando servicio a usuarios individuales y 20% de puertos WLAN para múltiples usuarios. Sin embargo, hay una creciente oleada de usuarios en todo el mundo presionado a las organizaciones para crear ambientes preparados para el “Bring Your Own Device” o “Traiga Su Propio Dispositivo” y guiarlos hacia la era de la movilidad empresarial que inevitablemente cambiará la estructura de las redes.

Los datos del reporte indican que las organizaciones no están actualizando sus redes para ambientes de movilidad empresarial y BYOD tan agresivamente como se esperaba, pero esto cambiará inevitablemente para acomodar la nueva estructura de las redes futuras y los ahorros que conllevan.

Los usuarios de hoy en día quieren tener la libertad de moverse a donde les plazca y aun así ser capaces de acceder a la información y herramientas que necesiten, sin interrupciones, desde el lugar donde se encuentren y usando sus propios dispositivos móviles.

“Las tendencias tecnológicas disruptivas tales como movilidad empresarialCloud Computing y outsourcing de TIC están cambiando la forma en que las organizaciones ofrecen y consumen los servicios de TIC. Por lo tanto, la arquitectura de la red de comunicaciones como lo conocemos tendrá que someterse a una cirugía estética para dar cabida a estos cambios. Y mientras que será un ajuste necesario y radical, no va a suceder de la noche a la mañana”, concluye Daniel Villavicencio.

Para descargar el reporte completo, dar clic aquí.