Citrix Logo

José Parada, Senior Networking Sales Manager

Citrix Latinoamérica y Caribe


 

Desde el crecimiento de internet y el impacto que comenzó a tener en la sociedad, los consumidores comenzaron a considerar a la red como una fuente de información y, a la vez, distintas empresas y comercios empezaron a identificar el potencial y los beneficios de estar en la web. Es una realidad, que permite una llegada mucho más amplia para dar a conocer nuestro negocio, pero también puede transmitir cierto profesionalismo y permite explorar otros canales de venta y de contacto con los clientes. Asimismo, para el usuario representa la comodidad de encontrar lo que busca de una forma más cómoda y rápida, y de obtener información de lo que necesita.

Al pensar en sitios web, seguramente frases como las siguientes te parezcan familiares: “si esta empresa no tiene sitio web no me da mucha confianza”, “si no está en internet no existe” o “no me siento seguro comprando en internet”. Tal vez, en ocasiones decidiste no comprar en un determinado lugar o no reservar una habitación en un hotel porque al ingresar en su sitio web el contenido, su funcionamiento y su estética te generaron la necesidad de buscar otras alternativas. En definitiva, claramente es importante estar en la web pero ¿qué factores contribuyen para que un sitio sea exitoso?

Es posible enumerar muchos factores que contribuyen, en mayor o menor medida, a la creación de un sitio web exitoso. Algunos de ellos pueden ser contar con un diseño atractivo, desarrollar los contenidos adecuados y de manera que sean de interés para el usuario, organizar el sitio de forma tal que el usuario pueda encontrar de forma rápida lo que busca, mantener la información actualizada, garantizar la seguridad de los datos de los usuarios que visiten el sitio (sobre todo si el sitio está pensado para e-commerce) y contar con tecnologí­a que permita el correcto funcionamiento del mismo.

Pero quizás el aspecto tecnológico sea el menos explorado hasta ahora. Centrándonos en la tecnologí­a, es importante que un sitio cuente con infraestructura tecnológica que le permita  cumplir con las expectativas de los usuarios que ingresarán y serán sus potenciales clientes.  Sobre todo, en épocas en que estén lanzando promociones o descuentos u otras acciones que puedan generar mayor tráfico en el sitio. Un ejemplo de esto puede ser el próximo Mundial de Fútbol que se realizará en el 2014 (pero también la llegada de un cantante famoso al paí­s para realizar un gran concierto o promociones de una marca de ropa por el Dí­a del Niño); seguramente en alguna fecha puntual anunciarán la venta de entradas para los partidos y es probable que en ese momento muchas personas se dirijan a al sitio web buscando información o queriendo comprar entradas. Será en ese momento dónde contar con tecnologí­a que logre un correcto balance de carga será fundamental para que el sitio funcione y no “se caiga” ante la gran demanda de los consumidores.

En este sentido, existe una tecnologí­a que facilitará este proceso: los controladores de entrega de aplicaciones o ADC (Application Delivery Controllers).  Un ADC es un dispositivo de red ubicado en el centro de datos que ayuda a realizar tareas que comúnmente llevan a cabo los sitios web con el objetivo de eliminar la carga de los servidores web propios. Asimismo, debe tener las siguientes caracterí­sticas:

 

  • Poder optimizar y distribuir adecuadamente el tráfico a los servidores Web.

  • Es fundamental que cuente con caracterí­sticas de seguridad avanzadas que puedan detectar tráfico malicioso de hackers.

  • Es necesario que tenga la capacidad de proteger los servidores y aplicaciones que alojan los datos crí­ticos.

  • Debe poder soportar grandes olas de tráfico y  un tanto más de tráfico entrante.

  • Ofrecer soporte a las últimas tecnologí­as móviles Web 2.0, cada vez más y más personas están comprando desde dispositivos móviles, no sólo desde el PC.

  • Es necesario que puedan soportar dos factores de autenticación así­ como la autenticación del cliente.  Añadiendo una capa adicional de autenticación está protegiendo a su negocio y a sus clientes.

 

En un contexto tan competitivo como el actual y en el que la “vida online” crece dí­a a dí­a, las empresas deben estar preparadas para los desafí­os que representa ser parte de Internet. Este tipo de herramientas como los ADC garantiza el funcionamiento óptimo del sitio web acompañando la estrategia de ventas y marketing de la compañí­a. De esta manera, el sitio estará listo siempre y será nuestro aliado en el momento en el que más lo necesitamos: cuando el tráfico aumenta.