· Códigos maliciosos, robo de información sensible, spam y phishing entre los principales riesgos para usuarios de smartphones.

Ciudad de México 18 de octubre de 2012 – De acuerdo a  los últimos informes de la consultora Gartner, durante 2012 se han adquirido alrededor del mundo 419 millones de nuevos equipos que se suman a los 5 mil millones de dispositivos móviles que se contabilizaban al cierre del año pasado. Sin embargo, son muy pocos los usuarios que tienen conciencia de las amenazas informáticas a las que se ven expuestos al utilizar sus smartphones, por este motivo, ESET Latinoamérica pone a disposición su Guí­a de seguridad para usuarios móviles.

“Los teléfonos móviles han experimentado una intensa evolución hasta convertirse hoy en dí­a prácticamente en computadoras portátiles que permiten conectarse a Internet, compartir información en redes sociales, revisar el correo electrónico y realizar trámites bancarios en lí­nea, entre otros. En consecuencia, ha aumentado también el interés de los cibercriminales por dirigir sus ataques hacia los dispositivos móviles, motivo por el cual es importante que los usuarios se mantengan informados sobre cómo prevenirse”, aseguró Raphael Labaca Castro, Coordinador de Awareness & Research de ESET Latinoamérica.

Para utilizar con seguridad el dispositivo móvil, los especialistas de ESET Latinoamérica recomiendan:

1- Implementar una solución de seguridad integral: La misma debe detectar proactivamente los códigos maliciosos, filtrar mensajes no solicitados, revisar la correcta configuración del teléfono y ofrecer la posibilidad de borrar remotamente toda la información almacenada en caso de robo o extraví­o del dispositivo.

2- Instalar sólo aplicaciones provenientes de repositorios o tiendas oficiales: Utilizar software legí­timo proveniente de fuentes y repositorios oficiales ayuda a minimizar la posibilidad de convertirse en una ví­ctima de códigos maliciosos.
3- Actualizar el sistema operativo y las aplicaciones del smartphone: Al igual que con las computadoras, actualizar tanto el sistema operativo como los programas es fundamental para obtener mejoras de seguridad y nuevas funcionalidades.
4- Establecer una contraseña de bloqueo: Es recomendable que ésta posea más de cuatro caracteres.
5- Desactivar opciones no utilizadas como Bluetooth o GPS: De este modo, se evita la propagación de códigos maliciosos y el gasto innecesario de la baterí­a.
6- Evitar utilizar redes inalámbricas públicas: De ser imprescindible, al momento de conectarse a una red inalámbrica púbica, se recomienda no utilizar servicios que requieran de información sensible como transacciones bancarias, compras, etc. Preferentemente se deben utilizar redes 3G.
7- Respaldar la información almacenada: Es recomendable realizar periódicamente copias de seguridad de la información almacenada en el dispositivo. También se debe evitar escribir información sensible como contraseñas en forma de recordatorios o mensajes de texto.
8- Configurar adecuadamente redes sociales: No compartir información de forma pública y limitar la cantidad de amigos.
9- No seguir hiperví­nculos sospechosos de correos, mensajes o sitios web: Tampoco escanear cualquier código QR.
10- Ser cuidadoso con el dispositivo para evitar su robo o pérdida.