El Departamento de Justicia de EU (DoJ por sus siglas en inglés), ha anunciado la incautación de tres sitios web envueltos en la venta de copias ilegales de aplicaciones populares para la plataforma Android.

Esta es la primera vez que el DoJ deshabilita sitios web involucrados en la distribución ilí­cita de aplicaciones para smartphones, los sitios applanet.net, appbucket.net y snappzmarket.com mostraron un aviso de clausura (ver imagen).

Las autoridades explicaron que llevaron a cabo la incautación en conjunto con autoridades francesas y alemanas y advirtieron que otros sitios que ofrezcan aplicaciones ilí­citas deben esperar acciones similares.

“Las leyes penales de derechos de autor abarcan también aplicaciones para teléfonos celulares y tablets, de la misma forma que a otro software, música y escritos”, dijo el abogado estadounidense Sally Quillian Yates del distrito norte de Georgia.

“Estas leyes protegen y motivan el trabajo duro y el ingenio de los desarrolladores que entran a esta importante y creciente parte de nuestra economí­a. Continuaremos identificando y cerrando sitios web que vendan aplicaciones ilegales y persiguiendo a los responsables por cargos criminales, si es el caso”.

El trabajo de deshabilitar los sitios web fue dirigido por el FBI, subrayando la seriedad con la que las autoridades de EUA ven el asunto, especialmente en tanto que las aplicaciones de software se están volviendo una parte clave del auge en la economia digital, tanto en EUA como en el extranjero.

“El robo de propiedad intelectual, particularmente dentro de la cyberarena, es un problema creciente que no puede ser ignorado por la parte del gobierno encargada de aplicar la ley”, dijo el agente especial del FBI, Brian Lamkin, quien encabezó el caso. “Los robos cuestan millones de dólares a las compañí­as y pueden incluso inhibir el desarrollo e implementación de nuevas ideas y aplicaciones”.

El FBI explicó que, para localizar a los responsables de los fraudes, sus agentes descargaron miles de copias de aplicaciones ilegales, rastreándolas hasta servidores alojados en otras jurisdicciones y trabajando con agencias en esas localidades para obtener evidencia en esos servidores. Además, nueve órdenes de detención fueron emitidas en seis diferentes distritos en los EUA como resultado de la operación.

Los cierres de sitios hacen eco de aquellos implementados por la Serious Organised Crime Agency del Reino Unido, la cual incautó numerosos dominios que se cree están involucrados en la distribución ilegal de contenido musical.

Fuente: v3.co.uk