Ciudad de México, 14 de octubre del 2020.- Un análisis elaborado por Clearsale, empresa de soluciones antifraude, encontró cambios considerables en los patrones de intentos de fraude en línea en México.

Durante su análisis trimestral correspondiente al tercer trimestre del 2020 Clearsale encontró un aumento de intentos de fraude en el sur y sureste del país, específicamente en Quintana Roo, Yucatán y Chiapas.

“Esto es algo muy inusual ya que tradicionalmente los estados con mayores intentos de fraude en línea en México son el Estado de México, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Tamaulipas y Veracruz”, comentó Víctor Islas, Director General de Clearsale para México, Colombia y Centroamérica, durante una conferencia de prensa de ECSE Virtual.

Agregó que las razones de esta cambio no son claras. “No es la crisis económica, ya que el Covid-19 es global. Tampoco podemos hablar de bandas organizadas de defraudadores. Nuestra hipótesis es que el crecimiento de intentos de fraude en el sur y sureste tiene que ver con nuevos usuarios que quieren retar al sistema, retar al ecommerce, a su sistema de prevención de fraude, para ver si pega”.

Explicó que a nivel nacional, el número de intentos de fraude se ha incrementado durante el 2020. “Actualmente el porcentaje de intentos de fraude es de 5.4% a nivel nacional, cifra que es menor al 7.3% de 2019. Sin embargo, el volumen de ecommerce ha crecido un 90% este año, por lo que podemos concluir que el número de intentos de fraude ha crecido”.

Nuevas tecnologías para prevenir el fraude

El directivo agregó que la tecnología avanza y permite bloquear estos intentos de fraude, que perjudican en primera instancia al ecommerce, pero también a los compradores honestos que terminan pagando mayores precios, ya que el ecommerce que sufre altos niveles de fraude se ve obligado a aumentar sus márgenes.

Explicó que en Clearsale cuentan con nuevas tecnologías que permiten bloquear la venta en línea antes de que se concrete. “Es una combinación de inteligencia artificial y analistas humanos, lo que brinda una máxima efectividad”.

Comentó que las categorías con mayores intentos de fraude siguen siendo las mismas de siempre, desde hace muchos años: smartphones, electrónicos, relojes y joyas.

“Son productos de un alto valor y siguen siendo objetos preciados y de fácil comercialización para los defraudadores. Nuestro trabajo es evitar que los defraudadores se salgan con la suya”, concluyó el directivo.

https://es.clear.sale/