Ciudad de México, 30 de junio de 2020. El comercio electrónico es, cada vez más, parte de la vida cotidiana de los mexicanos: casi la mitad de los consumidores en línea (45%) realizan compras semanal o quincenalmente y un 53% considera que este hábito aumentó en los últimos seis meses. En conjunto, no le destinan poco dinero: el promedio mensual de gasto en el país es de 2,472 pesos.

Sin embargo, y pese a ser un consumidor cuidadoso (94% destaca la importancia de la seguridad al comprar en línea y 92% verifica la legitimidad del sitio en donde compra), el mexicano puede ceder a la tentación de obtener una buena ganga en sitios que podrían poner en riesgo su dinero y su identidad (45% declaró que podría hacerlo).

Ante el fraude en línea:

  • Apenas 30% de los consumidores mexicanos se sienten protegidos del fraude en línea por el gobierno,
  • sólo 37% considera que sus datos personales están protegidos para la autoridad y
  • 37% considera que es responsabilidad de los sitios comerciales prevenir el fraude en línea.
  • De hecho, 74% de los encuestados no volvería a un sitio en donde haya sufrido un fraude en línea.

Estos son los primeros resultados que arroja el estudio sobre hábitos del consumidor en línea de Clearsale, la plataforma global de protección contra el fraude en línea.

“El consumidor mexicano expresó claramente que la protección contra el fraude en línea debe ser responsabilidad del comerciante y las instituciones financieras que le ofrecen servicios de pago y no percibe un papel importante del gobierno en estas operaciones. Incluso, 57% no verían afectada su experiencia de compra si el sitio toma medidas de seguridad adicionales y un contundente 87% daría su preferencia a quienes le garanticen protección contra el fraude”, sintetizó Rafael Laurenco, vicepresidente ejecutivo y socio de Clearsale.

https://clear.sale

Facebook o Twitter @ClearSaleUS