La firma, enfocada en la evolución organizacional y tecnológica de grandes empresas en la región, señala que éstos dos elementos podrían ayudar a solucionar el reciente retroceso en la economía mexicana.

”Con la entrada de este acuerdo, las economías de América del Norte se potencializan. No sólo desde un plano comercial; sino también, en la posibilidad de aumentar el intercambio tecnológico y de mejores prácticas organizacionales”: Analía Baño. 

*”Vemos en el TMEC una gran oportunidad para blindar el flujo de inversión entre los tres países con: reglas claras acordes a las demandas de la economía actual, además de la promoción del empleo, los negocios y la integración de las pymes a la cadena de valor”: Luis Battilana. 

*Baufest, cuenta con más de 28 años de experiencia en América Latina, en la que ha desarrollado más de 2 mil proyectos en la región. En México, abrió operaciones en 2007.

CDMX 19 de febrero de 2020 – Baufest, líder internacional en servicios de software, innovación y tecnología, ve en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) y la transformación digital, dos elementos clave para solucionar -este año- la contracción (de 0.1%) registrada en el PIB nacional durante 2019, reportada por el INEGI apenas hace unas semanas. 

En un encuentro con medios de comunicación, Analía Baño y Luis Battilana (country managers de la firma en México), compartieron su perspectiva en torno a lo que representa este acuerdo comercial para el país, las nuevas prácticas organizacionales que con él llegarán a implantarse en las compañías nacionales y las posibilidades de mejorar las perspectivas económicas de este año. 

“La entrada de este nuevo tratado comercial representa, obviamente, la modernización de los procesos productivos y las prácticas de administración organizacional: sostenidas, ambas, por el desarrollo tecnológico”, afirmó la ejecutiva, quien además recalcó que -de acuerdo con IDC- las inversiones en transformación digital a nivel mundial llegarán, en 2023, a los 2.3 billones de dólares. 

“La misma consultora refiere que el gasto en tecnologías de información (TI) en la región crecerá 4.8% en 2020, impulsado por los mercados que son pilares para la transformación digital. Por parte de México, sólo 23% de los grandes corporativos del país han iniciado este cambio tecnológico: si tomamos en cuenta que, para el año que entra, 40% del PIB de la región va a digitalizarse, este cambio deberá tomar mayor impulso”, comentó Analía Baño. 

Con ello, la manufactura de procesos y la manufactura discreta (automóviles, equipos domésticos industriales o computadoras), que se lleva a cabo en México, 

además del retail, serán las industrias que más crezcan. Ambos ejecutivos coincidieron que, con este contexto, las perspectivas económicas del país podrían mejorarse, solventando así la contracción del PIB en 2019. 

Por su parte, Luis Battilana, quien también se desempeña como LATAM Industry Head Finance de esta compañía señaló que, de acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF), para 2022, las organizaciones de todo el planeta necesitarán llevar a cabo una estrategia de trabajo proactiva e inventiva para ayudar al 54% de la fuerza laboral que requerirá capacitación adicional o nuevo conocimiento”. 

El directivo comentó a su vez que “diversas fuentes aseguran que, para 2030, entre 400 y 800 millones de personas -en todo el planeta- podrían verse desplazadas por la automatización; sin embargo, nosotros pensamos que el panorama es prometedor ya que la innovación y la tecnología traerán mejores oportunidades de desarrollo laboral”. 

Ambos country managers señalaron que es claro entender por qué, con crecimiento económico, innovación e inversión, puede haber suficiente creación de nuevos empleos para compensar el impacto de la automatización 

“Es ahí donde entra el TMEC: un acelerador que no sólo beneficia al comercio entre tres países; también, es un acuerdo que impulsa repensar -por completo- estrategias para captar el talento y preparar a las organizaciones en los cambios que se avecinan”: apuntó Analía Baño. 

“Asegurar que la mano de obra, de cualquier sector productivo, tenga las habilidades y el apoyo necesarios para la transición, será un desafío importante. Y es que, sin duda, los países que no logren gestionar esta transición podrían ver un aumento del desempleo y la disminución de los salarios. Por eso México se beneficia con el TMEC”, afirmó Luis Battilana. 

Con esto, Baufest reafirma su compromiso de ser uno de los principales impulsores en tendencias de innovación como la inteligencia artificial (IA), machine learning, tecnologías cognitivas y data science: todas tecnologías que, acompañadas de un cambio cultural en las organizaciones del país, serán las que definan el futuro digital y económico de México.