Un equipo de TI dedica al menos el 15% de su tiempo total a intentar clasificar las alertas de monitoreo, esto a medida que crece la brecha entre los recursos de TI, la escalabilidad en la nube y su complejidad.

Waltham, MASS – 21 de enero de 2020 – La compañía de inteligencia de software Dynatrace (NYSE: DT) anunció hoy los resultados de una encuesta global independiente realizada a 800 CIOs, la cual resalta una brecha cada vez mayor entre los recursos de TI y las demandas de la creciente escalabilidad y complejidad de los ecosistemas en la nube corporativa. Los líderes de TI de todo el mundo están preocupados por su capacidad para respaldar el negocio de forma eficaz, debido a que las soluciones de monitoreo tradicionales y los enfoques personalizados abruman a sus equipos en datos y alertas que ofrecen más preguntas que respuestas. El informe global 2020 Top challenges for CIOs on the road to the AI-driven autonomous cloud está disponible para su descarga aquí.

 

Las respuestas de los CIOs en la investigación indican que, en promedio, los equipos de operaciones de TI y la nube reciben cada día cerca de 3,000 alertas provenientes de sus herramientas de monitoreo y rendimiento. Con un volumen tan alto de alarmas, el equipo de TI dedica en promedio el 15% de su tiempo total disponible tratando de identificar cuáles requieren de su atención frente aquellas que puedan ser irrelevantes. Esto representa para las empresas un promedio de 1,5 millones de dólares en gastos cada año. Como resultado, los CIOs están buscando cada vez más la IA y la automatización, ya que buscan mantener el control y cerrar la brecha entre los recursos de TI limitados, la creciente escalabilidad y la complejidad de la nube corporativa. 

Los resultados del informe global, incluyen:

Los equipos de TI se ahogan en datos

 

Las herramientas de monitoreo tradicionales no fueron diseñadas para manejar el volumen, la velocidad y la variedad de datos generados por las aplicaciones que se ejecutan en nubes corporativas dinámicas y a escala web. Estas herramientas a menudo se encuentran aisladas y carecen de un contexto más amplio al no estar relacionadas con los eventos que tienen lugar en toda la plataforma tecnológica. Como resultado, bombardean a los equipos de TI y de operaciones en la nube con cientos, si no es que miles, de alertas cada día. El departamento de TI se ahoga en datos a medida que las mejoras progresivas de las herramientas de monitoreo no consiguen marcar la diferencia.  

 

  • En promedio, los equipos de operaciones de TI y de la nube reciben 2,973 alertas de monitoreo y rendimiento cada día, lo que supone un aumento del 19% en los últimos 12 meses. 
  • 70% de los CIOs dicen que sus empresas están luchando para hacer frente al número de alertas.
  • El 75% de las empresas dice que la mayoría de las alertas de herramientas son irrelevantes.
  • En promedio, solo el 26% de las alertas que las empresas reciben cada día requieren acciones.

 

Los sistemas existentes proporcionan más preguntas que respuestas

 

Las herramientas de monitoreo tradicionales sólo proporcionan datos sobre una pequeña selección de componentes de la base tecnológica. Esto obliga a los equipos de TI a integrar y correlacionar manualmente las alertas para filtrar las duplicadas y los falsos positivos para después identificar de la misma manera la causa raíz de los problemas. Como resultado, la capacidad de los equipos de TI para dar soporte a la empresa y a los clientes se reduce en gran medida, ya que se enfrentan a más preguntas que respuestas.

 

  • En promedio, los equipos de TI dedican el 15% de su tiempo a tratar de identificar en qué alertas deben centrarse y cuáles son irrelevantes.
  • El tiempo que los equipos de TI invierten en identificar las alarmas que requieren de su atención cuesta a las empresas, en promedio, $1,530,000 dólares cada año.
  • El volumen excesivo de alertas hace que el 70% de los equipos de TI experimenten problemas que pudieron haberse evitado.  

La IA es precisa y explicable, lo que proporciona alivio

 

Las empresas necesitan una perspectiva radicalmente diferente; un enfoque de monitoreo basado en respuestas que les permita mantenerse al día con la transformación que ha tenido lugar en los entornos de TI, así como un acercamiento con la IA y la automatización en el núcleo.

 

«Hace varios años, pudimos prever que la escalabilidad y la complejidad de los ambientes de nube corporativa rebasarían por mucho las capacidades de los equipos de operaciones de nube y equipos de TI que existen en la actualidad», dijo Bernd Greifeneder —CTO y fundador de Dynatrace—. «Nos dimos cuenta que las herramientas y los métodos de monitoreo tradicionales no se acercarían a la comprensión del volumen, la velocidad y la variedad de alertas que se generan actualmente, por lo que reinventamos nuestra plataforma para que sea diferente a cualquier otra. La plataforma de inteligencia de software de Dynatrace es única con múltiples módulos, que aprovecha un modelo de datos en común con un motor de IA preciso y explicable en su núcleo. A diferencia de otras soluciones que sólo proporcionan más datos, es esta combinación la que permite que Dynatrace otorgue respuestas precisas y provea de la causalidad de contexto que las empresas necesitan para tener éxito en el control de la complejidad de la nube y en última instancia, lograr operaciones autónomas con base en IA. 

Este informe se basa en una encuesta global a 800 CIOs en grandes empresas con más de 1,000 empleados, realizada por Vanson Bourne y comisionada por Dynatrace.