Hoy en día, la premisa darwiniana de “adaptarse o morir” es un mantra que de toda empresa se repite constantemente.

Todas ellas son conscientes de que vivimos en un contexto de constantes cambios. Pero si debemos destacar uno, este debe ser el incipiente y veloz avance tecnológico que venimos experimentando en los últimos años. Este progreso tiene como punto de convergencia la tendencia hacia la digitalización. Y es que muchas empresas se han visto en la obligación afrontar una conversión digital que les permita subsistir en estos tiempos. Por tanto, dada su importancia, desgranaremos a continuación el alcance de la misma, así como afrontar los puntos clave para la conversión.

Vivimos en la era digital, en un contexto de hiperconectividadfavorecido por las excelentes condiciones tecnológicas. Por tanto, con las herramientas adecuadas, es fácil poder conocer las exigencias, expectativas, y percepción que se tiene de nosotros. Este hecho supone para las empresas una magnífica oportunidad para incidir en estrategias de marketing más eficientes, proyectar una imagen, producir y comunicar.

Estos son los primeros pasos que debes seguir para llevar a cabo la conversión digital de tu negocio:

  1. En primer lugar, deberás realizar un análisis de la situación para poder detectar las necesidades de tu empresa y clientes, así como determinar los objetivos.
  1. En segundo lugar, se debe establecer qué estrategias llevar a cabo plasmándose en un plan que recoja las distintas alternativas, valorar la más coherente con nuestros objetivos y nos conviene aplicar.
  1. En tercer lugar, deberás formar los equipos capaces de llevar a cabo dicha conversión, o en caso de no poder disponer de ellos, contratar los servicios de terceros.
  1. En cuarto lugar, y último, debemos aplicar las estrategias establecidas previamente, haciendo hincapié en el control y seguimiento de aquellos parámetros de mayor interés para conocer la incidencia de las medidas tomadas.

La idea es que dicha reforma nos permita comprender al cliente en sus ámbitos de comportamiento, intereses o necesidades, lograr una mayor eficiencia en la productividad de nuestro negocio hasta alcanzar el punto óptimo, así como ampliar los horizontes del mismo e incrementar nuestra capacidad analítica.

La digitalización se ha convertido en la clave para incrementar la competitividad de cualquier negocio. Podemos atender a algunos ejemplos, como el caso reseñable de NetBet casino. Fundada en el año 2001 bajo el nombre de Casino 770, por la empresa CosmoGamingLtd, inició su actividad con licencia en Malta. Y no sería hasta el año 2012 cuando, tras un proceso de transformación en distintas áreas, obtendría la licencia para ofertar servicios de juegos de casino online. Esta empresa aprovechó la coyuntura digital para expandir su negocio, convirtiéndose en una de las operadoras de juegos online más conocidas a nivel global.

Por último, debemos aclarar que este proceso de adaptación debe ser continuo, acorde a los cambios producidos en el panorama próximo. Será importante reforzar la resiliencia de tu negocio para seguir haciendo frente a las adversidades tecnológicas venideras y poder crecer, ya que las exigencias serán cada vez mayores en su entorno.