La comodidad online conlleva riesgos. Aquí unos consejos para que estén protegidas en todo momento.

Sin duda, la tecnología ha facilitado nuestras transacciones bancarias. Actualmente es mucho más cómodo, práctico y rápido realizar una transferencia a terceros, consultar un saldo e incluso mover dinero entre las cuentas propias, sin la necesidad de movernos del lugar donde estamos, utilizando únicamente la computadora, el teléfono o tableta.

La banca electrónica tiende a ser amigable y es por eso, aunado a todas las ventajas antes mencionadas, que muchas veces no se nos ocurre que pueden existir peligros o “huecos” que los hackers aprovechan para entrar en nuestro espacio virtual y hacer de las suyas con nuestra información o dinero, desde instalar un malware (virus) a nuestras aplicaciones, hasta copiar el código de las mismas y crear un espejo falso para interceptar información sensible o robar nuestra identidad con fines fraudulentos.

Concepto Móvil empresa mexicana de TI, ofrece una lista de tips para que te ayudarán a tener una relación más segura con tu banca electrónica por medio de sus aplicaciones y así protegerte de leaks, robos y otros peligros.

  • Antes de bajar cualquier aplicación en tus dispositivos, revisa las políticas de privacidad y ten claro el alcance o la información específica a la cual la aplicación tendrá acceso. Únicamente baja aplicaciones de sitios seguros, como la página oficial del banco.
  • ¿Cuántas veces nos han dicho que nuestra contraseña debe ser fuerte? Muchas. Tendemos a ignorar esta instrucción porque es complicado tener en la memoria tantas contraseñas como aplicaciones bajamos y páginas visitamos. Sin embargo, es la puerta de entrada a nuestros datos y es importante que no sea obvia, como nuestra fecha de cumpleaños, el nombre de nuestra mascota, etc. Lo ideal es que sea un código que sólo tu conozcas y que lo cambies regularmente.
  • También es muy importante que el dispositivo desde el cual utilizas la banca electrónica también cuente con una contraseña, para agregar una barrera de seguridad extra.
  •  No te conectes en una red gratuita o pública para utilizar sitios o aplicaciones bancarias. Ten en cuenta que dichas redes pueden rastrear tus accesos y no son seguras.
  • Siempre cierra la sesión después de utilizarla. Las aplicaciones tienen un candado que cierra automáticamente la sesión cuando se detecta que ya no está en uso. Sin embargo, esa ventana de oportunidad vulnera tu seguridad y la de tus datos y/o dinero y permite que si hay algún hacker acechando, tenga la oportunidad de atacar.

Fuente: https://www.conceptomovil.com