Las plataformas líderes de Red Hat para Linux y Kubernetes ahora están disponibles en los sistemas NVIDIA DGX-1, así ambas compañías amplían la colaboración con la comunidad de código abierto con el objetivo de impulsar nuevas cargas de trabajo

RALEIGH, N.C. — Nov. 27, 2018 — Red Hat, Inc. (NYSE: RHT), el proveedor líder global de soluciones de software empresarial de código abierto, anunció que está colaborando con NVIDIA para llevar una nueva oleada de innovación abierta en torno a cargas de trabajo emergentes como la Inteligencia Artificial (IA), el Deep Learning y la Data Science a los centros de procesamiento de datos empresariales de todo el mundo. La certificación de la plataforma empresarial líder en el mundo de Linux, Red Hat Enterprise Linux, en los sistemas NVIDIA DGX-1 es lo que impulsa este esfuerzo. La certificación brinda una base para el resto del portfolio de Red Hat, incluida la Red Hat OpenShift Container Platform, para ser implementada y dar soporte de forma conjunta en las supercomputadoras de inteligencia artificial de NVIDIA.

La IA se considera a menudo como una tecnología favorable para las empresas que buscan obtener una ventaja competitiva y diferenciarse en el mercado a través de la transformación digital. La empresa de investigación Ovum destaca el aumento del interés en la inteligencia artificial, declarando que, “la proporción de empresas con interés activo en las iniciativas de la IA (es decir, planificación, prueba o implementación) pasó del 62% el año pasado al 77% este año [2018].”

A medida que los sistemas NVIDIA DGX-1 acceden al centro de datos para proporcionar plataformas potentes de IA, los equipos de TI querrán gestionar y mantener con frecuencia estos sistemas dentro de sus operaciones establecidas, que a menudo se basan en Red Hat Enterprise Linux. La posibilidad de utilizar Red Hat Enterprise Linux en el hardware de NVIDIA DGX-1 no solo proporciona un plano de control conocido y un entorno de usuario seguro con SELinux para que los equipos de TI se integren en sus flujos de trabajo establecidos, sino que también puede servir como un catalizador para impulsar una mayor innovación con la IA y el Deep Learning.

Empresas de varias industrias, incluyendo las del sector público, petróleo y gas, servicios financieros, entre otras, ahora pueden integrar de forma más efectiva la arquitectura de NVIDIA en entornos de infraestructuras establecidos, con Red Hat Enterprise Linux actuando como “puente” común. Para conseguir una mayor flexibilidad en los entornos empresariales, los clientes de Red Hat Enterprise Linux podrán usar sus suscripciones existentes en los sistemas de NVIDIA DGX-1, respaldados por Red Hat y NVIDIA. Además, las organizaciones que usan Red Hat Enterprise Linux en los sistemas NVIDIA DGX- también tendrán una base para la oferta más completa de Kubernetes para empresas en la plataforma de contenedores OpenShift de Red Hat, ampliando así el soporte de nube nativa para cargas de trabajo emergentes.

Los ISV pueden transferir las aplicaciones existentes certificadas por Red Hat Enterprise Linux a la nueva clase de sistemas de NVIDIA con muy pocos cambios, lo que facilita el acceso a las funciones avanzadas de IA y de Deep Learning para soportar cargas de trabajo más inteligentes.

En el entorno de cómputo de alto rendimiento, Red Hat y NVIDIA ofrecen tecnologías y experiencia para impulsar dos de las supercomputadoras más rápidas del mundo, Summit y Sierra. Como parte de un grupo más amplio de líderes en la industria, Red Hat ha ayudado a poner en línea estos dos sistemas, proporcionando un modelo no solo para el cómputo de alto rendimiento (HPC, por sus siglas en inglés) de última generación en entornos sensibles al rendimiento, sino también para el centro de datos empresarial del futuro.

Más allá de la certificación de Red Hat Enterprise Linux y el soporte de los sistemas de NVIDIA DGX, las compañías han tratado de colaborar en iniciativas de código abierto más amplias que incluyen:

  • Contenedores NVIDIA GPU Cloud (NGC) en Red Hat OpenShift – Red y NVIDIA planean lanzar contenedores NGC que proporcionen a los usuarios herramientas de software optimizadas para GPU, AI y HPC basadas en las tecnologías de Red Hat, permitiendo a los clientes comunes sacar el máximo provecho al GPU de NVIDIA.
  • Gestión de la memoria heterogénea (HMM, por sus siglas en inglés) – Red Hat y NVIDIA planean continuar con el desarrollo ascendente de la función de la gestión de la memoria heterogénea (HMM). Esta característica de kernel permite a los dispositivos acceder y reflejar el contenido de la memoria de un sistema por su propia cuenta, lo que permite mejoras significativas en el rendimiento de las aplicaciones que utilizan GPUs.

 

Chris Wright, CTO de Red Hat
“El creciente interés en las cargas de trabajo sensibles al rendimiento, como IA o Deep Learning, requiere un enfoque diferente al del cómputo empresarial, una necesidad que NVIDIA ya está ayudando a abordar a nivel arquitectónico con NVIDIA DGX-1. Con Red Hat Enterprise Linux y la plataforma de contenedor OpenShift, Red Hat añade la innovación del software empresarial al potente hardware de NVIDIA, ayudando a las empresas a impulsar las cargas de trabajo emergentes sin perder la estabilidad, fiabilidad y familiaridad que esperan de sus sistemas de producción”.

 

Charlie Boyle, director senior, sistemas DGX de NVVIDIA.
“Los sistemas NVIDIA DGX junto con el software de IA optimizado de NVIDIA proporcionan una poderosa combinación de rendimiento, productividad y valor de los flujos de trabajo de la ciencia de los datos desde el escritorio hasta el centro de datos. Con la certificación de Red Hat Enterprise Linux en DGX-1, estamos permitiendo que la IT empresarial satisfaga la creciente demanda de los clientes que esperan soporte empresarial en todas las capas de la pila de software, sin inhibir la exploración de IA sin esfuerzo”.

 

Bronis Supinski, director de tecnología, Livermore Computing; jefe de Sistemas de Tecnología Avanzada del Lawrence Livermore National Laboratory.
“El hecho de que Red Hat Enterprise Linux haya habilitado las GPU NVIDIA en nuestra supercomputadora Sierra proporciona un uso común en todos nuestros sistemas, facilitando enormemente la capacidad de nuestros usuarios de explotar la tercera computadora más rápida del mundo. Desde que usamos Red hat Enterprise Linux como parte de nuestra batería de software en nuestros sistemas de tecnología de productos básicos, la habilitación de la GPU reduce el esfuerzo necesario para trasladar las aplicaciones a Sierra, una capacidad que anticipamos que ayudará a beneficiar a otros sistemas basados en la GPU, como DGX-1″.

 

Charles Onslott, CTO, SAIC.

“Al aprovechar nuestra Fábrica de Innovación y nuestra trabajo conjunto con Red Hat y NVIDIA, SAIC ha demostrado agilidad y colaboración con pruebas rápidas e integración de elementos de la pila desplegada en la GPU para optimizar el rendimiento de nuestro motor analítico. Nuestro tiempo para diseñar, implementar y demostrar se redujo a semanas y continuaremos iterando en una verdadera forma de DevOps”.