Por: Federico Lammel, director de Ventas Enterprise de CenturyLink

Conectividad local-a-global respaldada por la confiabilidad y la seguridad de punta a punta. Para las empresas de todo el mundo, nuestro enfoque en el cliente primero, nos hace ser la conexión de confianza para el mundo en red.Los avances tecnológicos han cambiado nuestra forma de vivir y experimentar el mundo. Asimismo, es indiscutible la transformación generada en las empresas y su forma de hacer negocios. La segunda mitad del siglo XXI está por finalizar y promete traer nuevos inventos que nos facilitarán las labores. Pero, ¿cuáles serán estos hitos en la industria?

Actualmente, la relevancia del ambiente digital y de las nuevas estrategias emprendidas para involucrar a stakeholders, clientes y consumidores ha ocupado un espacio importante en la estrategia de las corporaciones. Es por esa razón que el big data y la ciberseguridad son realidades viables para que las compañías puedan avanzar y crecer frente a la inconsistencia e incertidumbre que es recurrente en el mercado actualmente. Ambas son herramientas energéticas que cuentan con gran presencia y elevado crecimiento en las organizaciones, siendo factores fundamentales por su prominencia en eta época.

A cada día, la migración de las aplicaciones a la nube se establece como tendencia y única forma de hacer frente a la transformación que están viviendo las empresas. La adquisición e incorporación de estas nuevas herramientas y sistemas tecnológicos es necesario para generar o realizar contenido beneficioso dentro de las empresas.

Utilizar la nube es pertinente para ofrecer soluciones confiables, seguras y con un alto margen de rendimiento. Un reporte divulgado por la consultora y empresa de investigación de las tecnologías de la información, Gartner Inc., pronosticó que, para el año de 2020, una compañía que no cuente con una política de computación en la nube será tan rara como una sin Internet en los días actuales. Para 2019, el 30% de los vendedores más importantes de software enfocarán sus inversiones únicamente en sistemas de nube, de acuerdo con datos de Gartner.

Sin embargo, la migración de sus actividades y datos a la nube no es una tarea sencilla porque cada modelo de negocio es único. Es necesario conocer el core de las compañías para comprender sus necesidades particulares y así aprovechar al máximo los servicios de la nube. No se puede llevar a cabo de la misma manera para todas las organizaciones. Requiere de una investigación previa para realizar un diseño adecuado a las aplicaciones de cada una de ellas, todo con la finalidad de poder ofrecer una ejecución conveniente, garantizando tanto las actividades que serán desarrolladas, como un compromiso que conduce al éxito.

Asimismo, la seguridad, estabilidad y desempeño operativo son otros grandes retos que los responsables del departamento de TI deben contrarrestar y garantizar, es decir, argumentar por qué migrar a la nube fue lo más acertado; siendo la seguridad en más del 60 % el principal obstáculo para tomar tal decisión.

Estas conexiones en la nube se presentan como una opción extremadamente fiel puesto que la información de una organización tiene que transitar distintos filtros para llegar a su destinatario. En caso de utilizar los protocolos seguros no habrá inconvenientes con este servicio altamente especializado.

Esta no es la única preocupación o el único factor de éxito; lo es también una conexión adecuada a la nube del proveedor que se haya elegido. La nube pública siendo el modelo con mayor presencia en América Latina, exige un acceso privado a dichos recursos. Por ello hay que considerar que herramientas son verdaderamente leales con los usuarios.

CenturyLink Cloud Connect es un servicio de conexión privada, confiable y seguro a la nube, que está enlazado a una red internacional de fibra óptica y es accesible desde cualquier del mundo. Esto permite una implementación efectiva de arquitecturas apropiadas para cada tipo de negocio

¿Cómo lo hace?  Mediante una serie de funciones que permiten un contacto con redes públicas, reduciendo así las amenazas. Además, la herramienta habilita la trazabilidad de punta a punta y logra cumplir con las expectativas del cliente.

México representa una de las más grandes oportunidades de negocio para los proveedores de estos servicios a corto plazo, o sea, entre uno y dos años. Así lo hizo saber recientemente Shawn Price, vicepresidente y líder de la unidad de Cloud Computing de Oracle, una de las compañías de software dominantes. Al ser un país con gran potencialidad empresarial representa una oportunidad para implementar servicios de alta tecnología.

La unión de esfuerzos entre diferentes proveedores líderes, convierte a la nube privada como la mejor solución para una organización en búsqueda de exclusividad, desarrollo y control directo sobre su entorno. Las empresas pueden así ofrecer a sus colaboradores y usuarios un ambiente seguro, con protección total a toda su información. Esto se debe a que México es ahora uno de los países más atractivos para la inversión extranjera debido a la gran área de oportunidad que ofrece características positivas para los posibles negociantes; y por otro lado, representa un gran beneficio para la economía del país por el movimiento financiero.