• Kukla es el sistema de inteligencia artificial que mejor entiende y procesa los datos que existen sobre la Copa Mundial de la FIFA.
  • Recopila información de Mundiales pasados, datos sobre el clima, el historial de los jugadores y otros datos útiles para cada uno de los partidos más relevantes del torneo.

Ciudad de México, 20 de junio de 2018.-  Coca-Cola se alió con Wonder Digital Transformation y Épica para desarrollar el sistema de inteligencia artificial que entiende y procesa los datos que existen sobre la Copa Mundial de la FIFA. Su nombre es Kukla, y su imagen es la de una tierna matrioska. Pero que no te engañe: debajo de sus chapitas se esconde una máquina que, apenas escucha hablar de fútbol, se convierte en un robot listo para sacar los mejores datos del torneo.

 

El Mundial es el evento que más pasiones enciende a nivel global. Cada cuatro años, todos nos detenemos a mirar cada partido y, con ello, a sacar toda clase de números y estadísticas que nos permiten estar más cerca de la adrenalina de este deporte. Quizá por ello nos atraen tanto quienes dicen predecir los resultados del principal torneo de fútbol internacional. Sin embargo, hay de predicciones a predicciones. Kukla llega con tres elementos clave que la convierten en el sistema que mejor entiende y procesa los datos que existen sobre la Copa Mundial.

  1. La información que usa

Kukla recopila información de Mundiales pasados, datos sobre el clima, el historial de los jugadores y otra información útil de cada uno de los partidos más relevantes del torneo. Busca patrones en esos datos, recopilados en diversas fuentes en línea, y con ellos corre un procesamiento en varias capas, simulando al cerebro humano.

 

  1. Funciona en tiempo real

Con lo que resulta de ese procesamiento, Kukla determina probabilidades: puede estimar el posible marcador de un partido, los jugadores que podrían anotar gol y otras estadísticas. Sin embargo, lo más importante es que esta matrioska va procesando información conforme se genera. A veces empieza un partido estimando un marcador y termina dando uno distinto porque el contexto cambia: la intensidad de la porra o la lesión de un jugador, por ejemplo.

 

  1. No es una máquina de predicciones

Aquí no se trata de predecir resultados, sino de confrontar lo que realmente ocurre contra lo que, según los datos, debería ocurrir. ¿Qué mejor partido que uno con final inesperado? Con Kukla se busca detonar la conversación sobre futbol para poner a prueba la pasión de todo fan.

 

Aunque los datos hagan sus predicciones, al final lo que gana en el futbol es la pasión. Incluso si parece que lo tienes todo en contra, #DemuestraQueCrees.