Profesores de ABA English analizaron en el II ABA Teacher Panel las claves para sacar el mejor provecho al aprendizaje digital

Ciudad de México, 16 de mayo de 2018 – Pocos mexicanos dudan de la importancia de mejorar su inglés para tener un trabajo mejor, así como para aprovechar más los viajes al extranjero o tener la oportunidad de conocer a personas de todo el mundo. Pero muchos son los que no saben si es más eficaz hacerlo offline u online.

ABA English, escuela de inglés online con millones de alumnos en todo el mundo, llevó a cabo el II ABA Teacher Panel en Barcelona, España, con la presencia de sus profesores. Una mesa redonda en la que, entre otras reflexiones y experiencias, identificaron 4 claves para aprender inglés online y sacarle el mejor provecho con motivo del Día Mundial de Internet este jueves 17 de mayo.

 

  1. La importancia del factor humano

Internet ha obligado a los profesores de inglés a reinventarse para satisfacer mejor las necesidades del nuevo perfil de alumnos. En un ámbito cada vez más digital, los profesores seguirán siendo de vital importancia pese a que haya una amplia oferta de enseñanza online de idiomas. Por ello, esta escuela española asigna a cada uno de sus alumnos un profesor que le guía y motiva durante su aprendizaje.

“El auge del m-learning provoca en ocasiones que los profesores dejen de ser docentes para convertirse en auténticos trainers motivadores. En este mundo de enseñanza 2.0, el profesor-guía juega un papel fundamental, ya que tiene que aconsejar al alumno sobre cómo usar de la mejor forma posible su limitado tiempo”, apunta la profesora estadounidense Robin Motheral.

  1. Aprendizaje con mayor retención

Aprender inglés en grandes dosis no favorece en absoluto su retención, un método que suele ser habitual en la enseñanza tradicional. En cambio, hacerlo online permite dividir el contenido en pequeñas “píldoras” que ayudan a recibir toda la información de manera más natural y, por lo tanto, aprovechar mejor el tiempo dedicado al estudio al hacerlo más veces, pero en períodos más cortos.

Asimismo, en el aprendizaje online se retiene mejor la información gracias a que se reciben varios inputs (imágenes y vídeos, entre otros) al mismo tiempo. De hecho, según un Estudio de Eficacia elaborado por ABA English dedicado a medir la efectividad del aprendizaje online del inglés, el 71% de los alumnos invirtió un promedio de 40 horas para subir un nivel completo de inglés, equivalente a un semestre universitario.

  1. Whenever, wherever

Estudiar idiomas en Internet no obliga a hacerlo en un horario estricto ni en un lugar concreto. Gracias a ello, el aprendizaje fluye mejor y resulta ser más efectivo, ya que las ganas y la motivación son mayores que cuando uno se ve obligado a un horario y lugar preestablecidos.

“Los alumnos pueden hacer que el inglés se adapte a ellos, a sus horarios y a su estilo de vida. Aunque es recomendable que se marquen un objetivo de estudio realista en función de sus hábitos, y que el aprendizaje se convierta en una rutina semanal de un mínimo de 4 veces por semana con períodos de aprendizaje que pueden ser de corta duración (de entre 15 y 20 minutos). No obstante, los alumnos siempre deben ser los que deciden cómo organizarse y desde qué dispositivo aprender”, advierte la profesora británica Nicola Cowan.

  1. Aprende inglés divirtiéndote

El truco está en ver el aprendizaje del inglés como algo divertido y, para nada, aburrido y tedioso. Tan fácil como seguir practicando tus aficiones… ¡pero en inglés! Si lo que más te gusta es leer, hazlo en inglés; y si reconoces ser todo un ‘seriófilo’, aprovecha para disfrutar en versión original tus series y films favoritos. Pero si tu nivel del idioma todavía no te permite hacerlo sin subtítulos, hazlo primero con subtítulos en español y después en inglés.

“A pesar de las múltiples ventajas que ofrece el aprendizaje de idiomas online, los alumnos no deben limitarse a hacer el curso en línea, pues la tecnología permite seguir en contacto con el inglés fuera del aula virtual por medio de una gran variedad de herramientas al alcance de todo el mundo”, añade la profesora francesa Delphine Hatsadourian.