Prestadero,líder en préstamos de persona a persona online en México, informa que la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech) aprobada el día de hoy 1 de marzo de 2018 en México, otorga un ambiente de certeza a los solicitantes y prestamistas de crédito, y a mejores tasas en México. Conozca los pormenores de esta esperada Ley.

1.- ¿Prestadero participó en esta Ley Fintech y de qué manera?

Prestadero buscó pro activamente una regulación específica desde su fundación en 2011, siempre argumentando que se requería una nueva legislación para este modelo innovador y disruptivo, en lugar de encajar el modelo en una figura legislativa existente que no fue creada específicamente para financiamiento colectivo.

Asistimos en numerosas ocasiones a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) como Prestadero y después como Consejeros de la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo de México (AFICO) para transparentar nuestra operación y para recalcar la importancia de dicha legislación.

Es una victoria muy importante que se haya creado una nueva Ley en lugar de adaptar el modelo a legislaciones anticuadas.

2.- ¿Cuál es la opinión de Prestadero ante esta nueva Ley Fintech?

La Ley siempre fue vista por Prestadero como algo positivo, y desde el principio la hemos impulsado.  Si bien consideramos que la Ley siempre será perfectible, tenemos una opinión muy positiva sobre la misma, pues la manera en que está redactada permite cierta flexibilidad para un modelo tan innovador y tan cambiante.  La propia Ley en sus distintas versiones ha evolucionado a lo largo de estos años para convertirse en una versión final de la que estamos muy satisfechos.

3.- ¿Qué significa la Ley Fintech para el sector financiero?

La Ley Fintech se va a traducir en un crecimiento exponencial para el sector ya que ahora existe un marco jurídico con el cual operar, permitiendo así el crecimiento ordenado del sector y evitando el surgimiento de empresas “patito”.

La Ley da certeza jurídica a los usuarios de las plataformas y fomenta la competencia leal entre las mismas. También permitirá la entrada de más fondos de capital extranjero para invertir en estas empresas y fomentará la interacción (comercial y en capital) de las Fintech con la banca y el sector financiero tradicional. Este Ley puede impulsar la creación de un “hub Fintech” en México que dé servicio a todo Latinoamérica.

4.- ¿Cuál es el beneficio para los usuarios al ser aprobada esta Ley?

Brinda mayor tranquilidad a los usuarios porque existe un marco jurídico con el cual las empresas Fintech deben operar, y al mismo tiempo tienen la protección de la Ley en caso de alguna controversia.  De esta manera, el mercado tendrá la certeza de operar con empresas reguladas y supervisadas, y protegerse de compañias que se hacen pasar por plataformas o empresas Fintech cuyo único fin es el perjuicio del usuario.

5.- ¿Cuáles son las ventajas de la Ley para la sociedad en México?

La Ley Fintech traerá ventajas importantes.

  1. Brindará mayor seguridad y confianza a los usuarios o clientes de plataformas Fintech reguladas

La regulación establecerá criterios que protegerán a los usuarios o clientes de las plataformas. La regulación en sí no significa que las plataformas no tengan actualmente procesos de protección y seguridad adecuados, pero sí permitirá a los clientes distinguir qué plataformas cumplen con la regulación, pues serán aquellas que estarán aprobadas para operar como Instituciones de Financiamiento Colectivo o Instituciones de Fondos de Pago Electrónico.

  1. Reducirá las tasas de créditos

Al crearse mayor competencia en el sector de crédito brindará mejores tasas para los usuarios, ya que las instituciones financieras pugnarán por obtener los clientes mediante tasas más atractivas.

La nueva Ley establecerá un marco regulatorio claro para empresas de financiamiento colectivo (de capital y deuda), lo cual permitirá que estas empresas se desarrollen bajo un ambiente de mayor certidumbre, y con ello fomenten su crecimiento.

Además, como estas empresas operan a través de Internet, no se requerirá de sucursales. Generalmente, poblaciones más pequeñas sufren al tener que atenerse a las tasas que ofrecen en su sucursal o financiera local. Ahora, con sólo tener conexión a Internet y un teléfono inteligente, podrás acceder a mayor oferta de crédito en línea en todo México sin importar dónde resida.

  1. Aumentará la inversión nacional y extranjera

En muchos casos, empresas que tienen modelos de negocio disruptivos nacen sin un marco legal claro, pues es común que la innovación preceda a la legislación (véase Uber, Airbnb). La carencia de un marco legal específico puede disminuir o frenar la inversión en estas empresas en algunos casos, especialmente en el ámbito financiero que es altamente regulado. La seguridad de que las plataformas están operando bajo un marco legal aprobado y claro fomentará la inversión de fondos nacionales y extranjeros en plataformas Fintech.

  1. Cimentará a México como pionero en Tecnología Financiera

Además de fomentar la inversión, la nueva Ley permitirá el nacimiento de nuevas empresas Fintech en el país. Si una empresa Fintech nueva (o inclusive una empresa existente operando en otro país) está buscando una expansión o quiere establecer sus operaciones para toda América Latina, es más probable que sea en México si la regulación del ecosistema es adecuada.

Dentro de la Ley, se contempla además la figura de Modelos Novedosos, en donde se podrá hacer una prueba piloto de tu modelo de negocio en caso de que no exista ya una regulación que describa su operación. Esto fomentará el nacimiento de empresas innovadoras, e inclusive de servicios y productos innovadores en instituciones financieras ya reguladas, al permitirles lanzar productos en forma controlada para probar el mercado sin incurrir en gastos tan elevados de inversión y sin riesgo de ser multados o castigados por el regulador.

Muy pocos países a la vanguardia en tecnología financiera, como Singapur y Reino Unido, cuentan con esta figura que en inglés se denomina Regulatory Sandbox.

  1. Mejores productos y servicios financieros para la gente

Sin duda, la mejor manera de beneficiar a los usuarios finales de un producto o servicio es eliminando monopolios u oligopolios y poniendo el piso parejo para competir. La regulación de este nuevo segmento de plataformas financieras logrará justo eso: enaltecerá la competencia y colocará un piso parejo. La regulación, en el mediano plazo, permitirá tangiblemente: reducir comisiones en productos y servicios financieros, mejorar la disponibilidad de servicios, mejorar la atención de clientes, disminuir barreras para acceder a ciertos servicios (por ejemplo, montos mínimos u otros requisitos), entre otros beneficios. Así que, el claro ganador con esta regulación será el usuario final actual y los nuevos usuarios de productos financieros formales que surgirán con la seducción de la tecnología y el cobijo de una buena regulación.

  1. Mitiga riesgos sistémicos y de lavado de dinero en la industria Fintech.

Otro de los grandes beneficios es que la tecnología permite hacer todo el procedimiento de otorgar crédito como el papel de prestamista de manera online, ya que no se acepta efectivo y se requiere –a fuerzas– de una cuenta bancaria. Las reglas ahora son claras para esta integración con el sector financiero tradicional.

6.- ¿Cuáles son las desventajas de la Ley Fintech?

  • Hará más difícil la entrada de start-ups de garaje ya que requerirá de mayor capital el poder cumplir con la regulación.
  • Incrementará los costos operativos de las plataformas, lo que puede traducirse en mayores costos para los usuarios de éstas.

7.- ¿Cuáles son los Artículos en que los que Prestadero no está de acuerdo y por qué?

Prestadero está de acuerdo en todo su Articulado hasta el momento; tendremos que esperar la regulación secundaria para poder tener una opinión más acertada.

8.- La recién aprobada Ley Fintech en México, ¿cómo se ubica en comparación con otras en Latinoamérica y el resto del mundo?

Es una Ley de las más modernas en el mundo, y viene con una regulación específica para empresas o entidades innovadoras que surjan en el futuro, y cuyo modelo de negocio, no esté incluido en alguna Ley. Esto les permitirá operar con una pre-aprobación por parte del regulador en caso de no existir un marco jurídico –como sucedió con el crowdfunding.

Sin duda, esta Ley nos pone como el país más avanzado y pro activo en América Latina en el tema Fintech.

9.- ¿Cuánto crecerá el mercado financiero con esta Ley Fintech?

El mercado estaba creciendo ya en forma exponencial aún sin una Ley específica, pero el establecer las reglas claras del juego y permitir a las entidades financieras tradicionales participar, logrará una aceleración aún mayor. Estimamos que el mercado de las Fintech existentes y de las nuevas que surjan crecerá hasta 50x en 10 años.

10.- ¿Cuáles son las consideraciones para tener en cuenta en breve y largo tiempo?

Aún falta la Ley secundaria que definirá las reglas aún más detalladas para la operación. Creemos que el espíritu por hacer que este sector crezca se mantendrá. Las plataformas que ya están en operación tendrán un tiempo determinado para acogerse bajo la nueva Ley, y las que no se han lanzado tendrán que pedir ahora autorización expresa para hacerlo.

11.- ¿Cuál es el siguiente paso para Prestadero?

Participar en la creación de la legislación secundaria para cerciorarnos de que la misma siga fomentando el crecimiento del sector y la competencia leal entre participantes.

12.- ¿Cuál es el mensaje que Prestadero comunica a las autoridades involucradas en la firma de este Ley?

Sabemos que el camino fácil para la Autoridad era no regularlo, o no darle la importancia que creemos el sector merece. Así que estamos muy contentos con los reguladores, y con quienes formaron parte importante de este proceso de regulación durante todos estos años, por su resiliente impulso de esta Ley. Estamos en la mejor disposición de seguir participando constructivamente en la creación de la legislación secundaria.

13.- Opinión final de Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero

¡Por fin! La Ley es un espaldarazo de que no sólo buscamos modificar un producto o servicio financiero, sino generar una disrupción en una anquilosada industria.