Intel presentó el nuevo Intel Xeon D-2100, un procesador de tipo “sistema sobre un chip” (SoC por sus siglas en inglés), diseñado para atender las necesidades de las aplicaciones en el extremo de la red y de otras en el centro de datos o redes limitados por espacio y potencia.

El procesador Intel Xeon D-2100 extiende el rendimiento y la innovación sin precedentes de la plataforma Intel Xeon Scalable, desde el corazón del centro de datos hasta el extremo de la red y el nivel web, donde los operadores de red y proveedores de servicio de nube se enfrentan a la necesidad de incrementar continuamente el desempeño y la capacidad sin aumentar el consumo de energía.

“Para aprovechar la tecnología 5G y las nuevas oportunidades de nube y red, los proveedores de servicios necesitan optimizar su infraestructura del centro de datos y de extremos de red, para cubrir las demandas crecientes de los usuarios finales que requieren de un mayor ancho de banda y de dispositivos inteligentes y conectados,” señaló Sandra Rivera, vicepresidente principal y gerente general del Grupo de Plataformas de Red de Intel. “El procesador Intel Xeon D-2100 permite a los proveedores de servicios, ofrecer a las empresas la máxima cantidad de inteligencia de cómputo en el extremo de la red o en la web, logrando estos objetivos con un menor consumo”.

Los procesadores Intel Xeon D-2100 permitirán un mayor desempeño y seguridad mejorada del hardware en el extremo de la red, para ofrecer soporte al incremento de cargas de trabajo que exigen una mayor capacidad de cómputo, analítica y protección de datos más cerca de los dispositivos finales. Por ejemplo, los nuevos procesadores ayudarán a los proveedores de servicios de comunicaciones (CoSP) a ofrecer computación de acceso múltiple (MEC por sus siglas en inglés), permitiendo a las aplicaciones de software aprovechar el contenido local y la información en tiempo real sobre las condiciones de la red de acceso local, reduciendo así la congestión en la red principal móvil. Esto, puede permitir casos que van desde los vehículos conectados a redes 5G y estadios inteligentes, hasta soluciones para establecimientos comerciales y usos médicos.

Los nuevos procesadores también permitirán que los proveedores de servicios de comunicaciones (CoSP) brinden servicios de red con carga de trabajo optimizada y mayor capacidad, con un mayor desempeño y menor consumo de energía en el equipo virtual de las instalaciones del cliente (vCPE), como las VPN y los servicios de cifrado.

Los procesadores Intel Xeon D-2100 incluyen hasta 18 núcleos de procesador Intel Xeon de generación “Skylake-server” y tecnología Intel QuickAssist integrada con hasta 100 Gbps de aceleración de criptografía, decodificación y codificación incorporada. En adición a esas mejoras en la protección de datos, este producto contará con el soporte de las actualizaciones del software del sistema para proteger a los clientes contra las vulnerabilidades de seguridad “Spectre” y “Meltdown”.

Además de sus fuertes capacidades para alimentar las redes de los proveedores de servicios de comunicaciones, el procesador Intel Xeon D-2100 también es adecuado para otros casos de uso en donde existen restricciones de potencia y espacio, entre los que podemos descartar:

Almacenamiento: El procesador Intel Xeon D-2100 es una opción para cargas de trabajo ligeras, en hiperescala y optimizadas para la densidad en la nube, como pueden ser los servicios de web dinámicos, el caching de memoria, el alojamiento dedicado y el almacenamiento de datos a los que se accede con poca frecuencia.

Redes de suministro de contenidos (CDN): Los procesadores pueden proporcionar mayor rendimiento a la entrega de contenido en el extremo de la red, una capacidad esencial para mantener baja la latencia a la hora de transmitir contenidos a los espectadores y a las personas que trabajan en campos multimedia con archivos masivos.

Redes empresariales: estos procesadores también se recomiendan para el almacenamiento empresarial en SAN y NAS, en routers de gama media, en dispositivos de red, dispositivos de seguridad, estaciones base inalámbricas y para usos embebidos de gama media en IoT (entre otros).

Los usuarios del nuevo procesador Intel Xeon D-2100 se beneficiarán del alcance único de la oferta de la compañía de productos de hardware y software optimizados para cargas de trabajo, así como de un ecosistema inigualable a escala mundial.

s: Familia de procesadores Intel Xeon D  (Intel.com) |  Llevando la tecnología Edge a nuevas alturas  (blog de Jennifer Huffstetler ) | Familia de procesadores Intel Xeon D-2100  (Información del producto) | Intel Chip Chat (Podcast con Caroline Chan) | Procesadores Intel Xeon Scalable  (Material de prensa)