·        Con una inversión de $30 millones de dólares IBM fortalece su compromiso para contribuir al desarrollo del paí­s.

·        A través de sistemas únicos de seguridad y monitoreo, herramientas 3D en tiempo real, así­ como analí­tica predictiva proveerán información consistente y precisa para asegurar la continuidad de negocios de los clientes.

·        Conectado a la Red Global de Servicios de IBM, esta nueva instalación se beneficiará de herramientas tecnológicas y procesos certificados de más de 400 Centros de Datos alrededor del mundo.


GUADALAJARA, México, 5 de septiembre de 2012 – IBM anunció hoy la apertura de un Smarter Data Center (Centro de Datos Inteligente) ubicado dentro del Campus Tecnológico de IBM en Guadalajara. Esta instalación única en el paí­s permitirá atender las necesidades de infraestructura de TI para impulsar la transformación de negocios de empresas y gobiernos, así­ como ayudarlos en sus operaciones para enfrentar el ambiente económico global.

El Smarter Data Center de IBM proveerá a los clientes herramientas únicas en 3ra. Dimensión para una precisa planeación y modelaje de la infraestructura, así­ como acceso virtual a clientes en tiempo real para monitorear el desempeño de sus sistemas dentro de esta instalación y asegurar una toma de decisiones más informada y oportuna.

Adicionalmente, ofrecerá capacidades de analí­tica predictiva, las cuales transformarán la información en acciones preventivas y predictivas anticipándose a eventos crí­ticos que puedan mermar el desempeño de los sistemas. A través del uso inteligente del análisis de datos, los clientes podrán maximizar su desempeño operativo y toma de decisiones, así­ como lograr reducciones en costos gracias a los sistemas de eficiencia de energí­a y una visión clara y continua de la operación. El Smarter Data Center de IBM estará conectado al Centro de Comando de Servicios de Outsourcing de TI de IBM en la Ciudad de México, recién inaugurado en junio de 2012, el cual reforzará todas sus capacidades.

La inversión de $30 millones de dólares, fortalece el compromiso de IBM para contribuir al desarrollo y crecimiento de México, a lo largo de 85 años de operaciones ininterrumpidas en el paí­s. Esta instalación forma parte de los $70 millones de dólares que IBM está invirtiendo en México durante 2012 en iniciativas tecnológicas de alto valor como nueva infraestructura para la entrega de servicios, proyectos de manufactura y la expansión de sus operaciones y huella tecnológica en nuevas ciudades para seguir apoyando los requerimientos de crecimiento de negocios de empresas y gobiernos.

El Smarter Data Center de IBM formará parte de la Red Global de Centros de Datos de IBM beneficiando a los clientes con acceso a herramientas de TI y recursos, transferencia de conocimiento, mejores prácticas y estándares globales.  Además, se ofrecerá un amplio portafolio de servicios de TI incluyendo, entre otros: la capacidad de tercerizar parte o la totalidad del ambiente de TI en un esquema bajo demanda; servicios de alojamiento de información; aplicaciones de negocios y virtualización; proyectos escalables en la nube; servicios de continuidad de negocios y recuperación de desastres; así­ como un esquema completo de Outsourcing de TI. Estos servicios atenderán las necesidades existentes con gran flexibilidad para responder a futuros cambios en los requerimientos de negocios y desempeño de operaciones, sin importar el nivel de volumen.
«Respaldados por una amplia experiencia en Centros de Datos, estamos muy orgullosos de poder ofrecer a los clientes en México nuevas alternativas para innovar y lograr grandes ventajas competitivas.  Nos hemos propuesto apoyar a México, el desarrollo y capacidades de nuestros clientes para ofrecerles un alto valor transformacional y contribuir a nuestra agenda de un Planeta más Inteligente», expresó Hugo Santana, Presidente y Gerente General de IBM en México.

Con 600 metros cuadrados de superficie inicial – incrementables en 4 veces su tamaño -, el Smarter Data Center de IBM cuenta con capacidades electromecánicas para optimizar la administración de activos de los clientes y el funcionamiento de la instalación, así­ como hacer completo uso de la disponibilidad y seguridad de sus componentes redundantes; los cuales minimizan los puntos crí­ticos de falla potenciales que, por lo tanto, protegen la información de los clientes y la infraestructura de TI.