MIAMI, Florida, 23 de noviembre de 2011- Symantec Corporation (Nasdaq: SYMC) anunció en
América Latina los resultados de su Estudio de 2011 sobre el Estado de la Nube el cual se enfocó en
cómo las organizaciones adoptan el cómputo en la nube y afrontan los cambios que puede generar
en el enfoque de la administración de TI. De acuerdo con el estudio, las organizaciones muestran
duda en cuanto a la seguridad puesto que la mayorí­a la clasifica como una de las principales
preocupaciones y un objetivo importante al cambiarse a la nube. La encuesta también reveló que las
organizaciones de TI no están del todo preparadas para migrar a la nube pues casi la mitad de los
encuestados dijo que su personal de TI no cuenta con los conocimientos necesarios al respecto.

"Los resultados del estudio son similares a lo que nos dicen nuestros clientes, quienes señalan a
la seguridad como una de sus principales preocupaciones a la hora de migrar a la nube. Para estar
seguros en la nube, las organizaciones de TI deben tomar medidas para garantizar que tengan la
misma visibilidad y control de su información y aplicaciones, bien sea que estas estén en la nube o
que residan en su propia infraestructura", dijo Francis deSouza, Presidente del Grupo de Productos y
Servicios Empresariales de Symantec.

El estudio se basa en los hallazgos de encuestas realizadas a 5,300 organizaciones de 38 paí­ses
alrededor del mundo. De la región de América Latina participaron 500 organizaciones de paí­ses
como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, México, y Panamá, entre otros. El estudio
exploró las distintas formas de cómputo en la nube, incluyendo software como servicio público y
privado, infraestructura o plataforma como servicio hí­brido, así­ como infraestructura o plataforma
como servicio público y privado. Entre los principales hallazgos se encuentran los siguientes:

La Realidad no Cumple con las Expectativas
La encuesta descubrió que las organizaciones que han aplicado las tecnologí­as en la nube no están
viendo los resultados y beneficios que habí­an planeado. Similar a lo que sucede a nivel global, 89
por ciento de los de América Latina esperaban que la nube mejorara la capacidad de respuesta de TI,
pero sólo un 47 por ciento dijo haberlo logrado. En el caso especí­fico de México sólo 34 por ciento
lo logró. Los resultados fueron similares a nivel global y estuvieron algo limitados en el área de
recuperación de desastres, eficiencia, reducción de gastos operativos y seguridad.
La Seguridad Juega un Papel Significativo
Según el estudio, las organizaciones tienen opiniones opuestas sobre la seguridad puesto que la
consideran una meta importante y, por otra parte, la seguridad es también una de las principales
preocupaciones a la hora de adoptar servicios y aplicaciones en la nube. Un 87 por ciento de los
encuestados a nivel global asegura que trasladarse a la nube no los afectará y que realmente mejorará
su seguridad. Sin embargo, garantizar la seguridad en los entornos en la nube es también una gran
preocupación para estas organizaciones, las cuales citaron riesgos potenciales, como malware, robo de
datos por parte de hackers y pérdida de datos confidenciales.

En el caso de México, los encuestados calificaron la mejora de la seguridad como un objetivo principal
en la implementación del cómputo en la nube. La gran mayorí­a (85 por ciento) confí­a en que trasladarse
a la nube no impactará ni mejorará en realidad su seguridad

"Con la nube, todo depende de cómo se protejan los datos. Si no hay seguridad, no tiene sentido
cambiarse a la nube", dijo el encargado de sistemas de una pequeña empresa de tecnologí­a.

El Personal de TI no Está del Todo Listo para Cambiar a la Nube
Después de analizarlo con detenimiento, muchas organizaciones afirmaron que no están totalmente
preparadas para adoptar la nube en su organización. Una minorí­a de los encuestados globales (entre
15 y 18 por ciento) dijo que su personal estaba muy preparado para la transición a la nube, mientras
que casi la mitad de los encuestados afirmó que su personal de TI no está aún listo.

En América Latina, las organizaciones señalaron que solo entre el 20 y el 25 por ciento de su
personal tiene experiencia relacionada con temas de cómputo en la nube. En el caso de México, la
encuesta arrojó que entre 20 y 30 por ciento del personal de TI tiene experiencia en la nube, mientras
que entre 50 y 58 por ciento del personal de TI tiene alguna o poca preparación para administrar
iniciativas de cómputo en la nube.

En parte, esta falta de preparación obedece a la falta de conocimientos o experiencia, por ello, la
mayorí­a señaló que actualmente se está apoyando en recursos externos para obtener ayuda. De
hecho, cuando implementan infraestructura o plataforma como servicio hí­brido, a nivel global
aproximadamente 3 de cada 4 encuestados dijo que está recurriendo a distribuidores de valor
agregado (VAR, por sus siglas en inglés), consultores independientes, organizaciones de servicios
profesionales o integradores de sistemas.

Pocas Organizaciones Han Llegado a la Nube
Muchas organizaciones están hablando sobre trasladar aplicaciones o servicios a la nube. En
América Latina, de 77 a 82 por ciento de los encuestados dijo estar por lo menos revisando o
discutiendo todas las variantes y componentes y el porcentaje fue similar a nivel global. Cabe
destacar que el estudio encontró un alto interés a nivel global en los servicios de la nube; el 73 por
ciento de los encuestados ha adoptado o está adoptando alguno de los servicios que ofrece, siendo los
de seguridad los más solicitados.
En el caso de las empresas de servicios, los principales elementos relacionados con la nube incluyen:
de correo electrónico (como administración o seguridad); gestión de la seguridad; seguridad Web y
de mensajerí­a instantánea. Sin embargo, pocas empresas han migrado completamente a la nube.

Menos del 20 por ciento en todo el mundo y menos de 25 por ciento en América Latina dijeron
haber completado la implementación de cada una de las áreas de la nube que formaron parte de la
investigación. Por otra parte, a nivel global, 1 de cada 4 organizaciones está actualmente en una
fase de ejecución y cerca de dos tercios está todaví­a en la fase inicial de debate, en ensayos o no
considera el cambio a la nube en absoluto.

Recomendaciones
"¢ Encabezar la implementación del cómputo en la nube. El área de TI debe asumir un papel
proactivo en la implementación de la nube, cosa que actualmente no sucede puesto que
muchas organizaciones de TI están siguiendo un enfoque lento, metódico y conservador para
adoptar esta nueva tecnologí­a. Como lí­der de TI, se debe mantener el control de aspectos
importantes como la seguridad, disponibilidad y costo, lo cual resulta difí­cil de hacer si el
personal no ha recibido la debida formación y preparación.
"¢ Establecer niveles de la información y de las aplicaciones. No toda la información, ni
todas las aplicaciones se crean del mismo modo. Por ello, se debe realizar un análisis y
poner la información y aplicaciones por niveles para determinar si una empresa se sentirí­a
cómoda cambiándose a la nube e identificar las prioridades.
"¢ Evaluar los riesgos y establecer polí­ticas adecuadas. Cuando se trata de la nube, así­ como
en un entorno fí­sico, hay que asegurarse de que solamente los usuarios autorizados puedan
acceder a la información crí­tica y que dicha información no salga de la empresa. También
es clave garantizar que los proveedores de servicios en la nube puedan satisfacer los
requisitos de cumplimiento legal y normativo. Finalmente, recomendamos evaluar posibles
proveedores de cuestiones operativas en la nube, como alta disponibilidad y capacidad de
recuperación ante desastres.
"¢ Comenzar ahora. Al momento de adoptar el cómputo en la nube no se debe tener
un enfoque de "todo o nada", sino más bien aprovecharla según las necesidades de
cada organización. Los servicios en la nube pueden representar un primer paso y
su implementación puede ser sencilla, pero en el caso de trasladar las aplicaciones
empresariales crí­ticas la migración puede tomar un poco más de tiempo. Por ello es
recomendable comenzar con los servicios y aplicaciones más sencillos.

Estudio de Symantec 2011 sobre el Estado de la Nube

El Estudio de Symantec 2011 sobre el Estado de la Nube se centró en diversas formas de cómputo incluyendo
el software como servicio público y privado, infraestructura o plataforma como servicio hí­brido, así­
como infraestructura o plataforma como servicio público y privado. Los hallazgos son el resultado de la
investigación realizada entre abril y julio de 2011 por Applied Research, en la cual se entrevistó a altos
ejecutivos y profesionales de TI responsables de equipos, redes y recursos de tecnologí­a en las PyMEs y
grandes organizaciones. Este es uno de los más grandes estudios en su género sobre la nube con hallazgos
basados en 5.300 respuestas procedentes de 38 paí­ses alrededor del mundo. 500 de los participantes en el
estudio están basados en América Latina, en paí­ses como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile,
México, Panamá y Perú.

Para conocer el estudio completo e información adicional visite: www.symantec.com/la/estadonube