Anonymous, el grupo de hackers que atacaron a principios de este verano importantes páginas web gubernamentales o las de empresas como Apple y Sony, prometió el pasado mes de agosto que su próximo objetivo serí­a Facebook.

Los activistas se fijaron la fecha del 5 de noviembre como dí­a para lanzar “un ataque a gran escala” contra la red social. ¿La razón? Los abusos contra la privacidad de los usuarios que –supuestamente- comete Facebook.

Tras las acciones que han llevado a cabo los activistas durante este verano, nadie duda de que tengan capacidad para tumbar la red social, aunque sea por un momento. También es cierto que Facebook ha tenido tiempo de prepararse frente a un eventual ataque, aunque también lo es que Anonymous a veces sólo amenaza para hacer pensar a la gente sobre sus potenciales objetivos, y luego no lleva a cabo sus ataques.

De todas maneras, desde que anunciara el ataque, al que se llamó “OP_FB”, Anonymous no ha vuelto a dar muchas señales de vida. Ni siquiera hay mucha actividad en su supuesta cuenta de Twitter y cuando la hay, no se menciona a la red social. Incluso en YouTube circulan supuestos ví­deos en los que Anonymous habrí­a anunciado la retirada de la amenaza.