Logo Regus

79% de empresas mexicanas adoptan la factura electrónica para fortalecer sus negocios

México, D.F., a 27 de septiembre de 2011.- Regus – el proveedor de espacios de trabajo flexible más grande del mundo, recientemente emprendió una encuesta en México para saber la opinión de los empresarios en relación a la implementación de la Factura Electrónica, donde se encontró que el 79% de las empresas están totalmente de acuerdo con la inserción de la facturación electrónica, ya que observan réditos positivos gracias a este modo de emitir comprobantes fiscales.

Este resultado lo respalda el más reciente reporte del SAT, que ha dado a conocer que alrededor de 270 mil contribuyentes han optado por la factura electrónica en junio pasado, de los cuales 214 son micro, pequeñas y medianas empresas. Igualmente, destacó que con ese número de contribuyentes se han emitido más de 628 millones de facturas electrónicas en el lapso de referencia; con lo que al cierre del año se estima alcanzar más de mil millones.

Y es que actualmente las empresas mexicanas han empezado a implementar cambios en sus esquemas de trabajo por unos más flexibles, que las han redituado un mayor ahorro y productividad en sus operaciones diarias.

Asimismo, la investigación de Regus reporta que el 78% de las pequeñas empresas están totalmente de acuerdo con la facturación electrónica, con tan solo el 22% de las mismas que están en desacuerdo. Las medianas empresas el 73% declararon que si les es funcional esta tipo de factura, pero el 27% no tiene esta idea. Por su parte, las grandes empresas son las que más han optado por este tipo de operación electrónica, ya que el 94% confirmó que si les resulta de utilidad y solo el 6% comentó que no.

Esta opinión generalizada por las pequeñas, medianas y grandes empresas, muestra que la clave en aprovechar la tecnologí­a y les auxilie a impulsar su negocio, está en identificar factores clave como lo puede ser: la facturación electrónica, los dispositivos móviles, la fibra óptica, el cómputo en la nube y todos aquellos recursos que les aporten una mayor agilidad en el trabajo.

“La factura electrónica permite a las empresas incrementar su productividad y ahorrar en costos de infraestructura al implementar sistemas tecnológicos, con ello disponer de dinero extra para otras áreas. Lo que representa para las PyMEs mayor eficacia en sus operaciones, ya que a través de la digitalización de los comprobantes fiscales y automatización de los procesos implicados, se ahorran tiempo, papel y carga administrativa.”, comenta Mónica Cati Cerda – Directora General de Regus en México.

“Proporcionar valor al trabajo ágil será el próximo desafí­o de toda organización, será de extrema importancia para las empresas encontrar una nueva medición de los costos involucrados en “˜proporcionar lo necesario para el trabajo’, en un mundo donde la agilidad están siendo aceptada, como la forma más eficaz para trabajar.”

La factura electrónica se añade a una gama creciente de servicios profesionales utilizando los últimos avances tecnológicos logrando ahorros estratégicos y medibles para las empresas tales como: en la administración del lugar de trabajo (Oficinas virtuales – hasta el 60%), gastos de viaje (Videoconferencia), etc., y para el medio ambiente representa una conservación de los recursos naturales, al no hace tanto uso de papel.