Opera ha liberado una actualización de seguridad para su navegador web que soluciona una vulnerabilidad  (se abre en nueva ventana) que podrí­a permitir a un atacante ejecutar código arbitrario en el navegador del usuario.

La vulnerabilidad fue reportada por un colaborador anónimo dentro del programa SecuriTeam Secure Disclosure. El fallo es debido a un error al manejar ciertas construcciones de marcos de página (Frameset Handling Memory Corruption) durante la descarga de la página. Una explotación exitosa de esta vulnerabilidad podrí­a permitir la ejecución de código arbitrario únicamente con abrir una página especialmente creada.

Lea la nota completa en [ Secunia]