Microsoft ya ha dejado claro su intención de que la próxima versión del sistema operativo Windows se parezca más al funcionamiento de la Xbox, utilizando la tecnologí­a Kinect Sensor y adaptando elementos de la interfaz de Xbox Live para los juegos compatibles con el sistema operativo. Pero el equipo de Windows también tiene sus ojos puestos en Office, Windows Phone y Windows Live para esta versión.

Esta es una de las conclusiones de una serie de filtraciones que han sucedido en los últimos dí­as sobre Windows 8 o como quiera que Microsoft acabe bautizando a la próxima generación de su sistema operativo para PC. El prototipo deja ver que Microsoft Explorer (la interfaz para encontrar archivos) incluye un cuadro de opciones, que se parece más a la caja de Office, reemplazando así­ los menús y la barra de herramientas tradicional.

Los blogueros de Windows, Paul Thurrot y Rafael Rivera informan que la nueva pantalla de bienvenida de Windows contará con un diseño que se asemeje más a la pantalla de bloqueo de Windos Mobile. De todos estos informes se desprende que el nuevo sistema operativo podrí­a incluir una interfaz para las tabletas. Serí­a un aspecto fundamental tanto para Microsoft como para los fabricantes de ordenadores de Windows ya que podrí­an tener opciones de competir con iPad y Android, un mercado en el que no han conseguido penetrar.

Funciones para sincronizar y compartir en la web

Profundizando en la nueva interfaz, también hay otros rumores que apuntan a la inclusión de las funciones “sincronizar” y “compartir en la web”. Con esto se está sugieriendo que Microsoft podrí­a estar trabajando en una funcionalidad similar a la de Windows Live Mesh o Sky Drive para incluirlo en Windows 8. Según LiveSide.net, filtraciones anteriores señalaban que Windows Live ID se integrará en el nuevo sistema operativo. Sin embargo, esta integración deberá de ser tratada con sumo cuidado si la empresa quiere evitar una nueva investigación antimonopolio.

Es importante subrayar que todas estas notas hacen referencia a un prototipo preliminar del sistema operativo. Sin embargo, Microsoft todaví­a no está hablando oficialmente de caracterí­sticas de Windows 8 y muchas cosas pueden cambiar antes del lanzamiento previsto para el próximo año.

Por el contrario, si se toma como referencia todas estas filtraciones, se puede concluir que la compañí­a está buscando integrar sus productos punteros, como si se tratase de una misma familia, incorporando caracterí­sticas de cada uno en la nueva versión de su sistema operativo.