El gobierno está dispuesto a cerrar todas las webs que atenten contra la moralidad, incluido Baidu o Google

China ha abierto una persecución a nivel nacional contra todas las páginas web a las que las autoridades acusan de difundir pornografía y amenazar la moral de los más jóvenes, incluidos los grandes buscadores Google y Baidu.

El Ministerio de Seguridad Pública de China y otras seis agencias gubernamentales han anunciado hoy mismo esta nueva campaña a través de la televisión estatal, que ha mostrado imágenes de las autoridades llevándose material digital de una oficina.

Un informe publicado por los distintos medios chinos asegura que el objetivo de esta iniciativa es "limpiar Internet de las vulgaridades actuales, que violan la moralidad pública y dañan la salud mental y física de

los niños y la juventud". Según el gobierno, los 19 proveedores de Internet y los buscadores mencionados han fallado a la hora de cortar con los contenidos "vulgares" y no han seguido sus recomendaciones.

Baidu es el primer buscador de China y lidera el mercado de la publicidad en la red en el país asiático, con alrededor de dos tercios de los usuarios. Google Inc, líder en el mercado global, es el número dos en China, con una diferencia importante respecto a Baidu.

El Partido Comunista de China (PCCh) no se fía de las amenazas existentes contra su control de la información, por lo que no es la primera vez que impulsa una campaña de este tipo. Sin

embargo, esta vez podría ser más duro con las grandes compañías que en ocasiones anteriores.

Cui Jin, representante de relaciones públicas de Google en China, y Sun Yao, representante de Baidu, se negaron a comentar sobre las posible medidas, alegando que desconocían el anuncio realizado por el Gobierno.

Via REUTERS