Investigadores desarrollan nuevos tipos de ma?z que podr?an abatir el d?ficit de producci?n; M?xico ha cedido el liderazgo en la producci?n de este cereal a pa?ses como Estados Unidos, China y Brasil, y presenta un grave d?ficit de ma?z que generar? crisis en t?rminos de abasto

Ciencia mexicana que ´va al grano´

Investigadores desarrollan nuevos tipos de ma?z que podr?an abatir el d?ficit de producci?n; M?xico ha cedido el liderazgo en la producci?n de este cereal a pa?ses como Estados Unidos, China y Brasil, y presenta un grave d?ficit de ma?z que generar? crisis en t?rminos de abasto

 
Ricardo Cer?n
El Universal
Lunes 22 de enero de 2007

Hace casi 8 mil años, los antiguos habitantes del centro y sur del actual territorio mexicano domesticaron, por primera vez en la historia, al ma?z. R?pidamente su siembra se intensific? por toda Mesoam?rica y se convirti? en la base de la alimentaci?n de los habitantes de la regi?n. Incluso los mayas consideraban que el hombre estaba hecho a partir de dicha gram?nea.

Hoy, ocho milenios despu?s de ese acontecimiento, M?xico ha cedido el liderazgo en la producci?n de este cereal a pa?ses como Estados Unidos, China y Brasil, y presenta un grave d?ficit de ma?z que generar? crisis en t?rminos de abasto. El campo mexicano se ha rezagado y, con una producci?n promedio por hect?rea de 2.9 toneladas de ma?z, ha sido desplazado por pa?ses como Estados Unidos, que genera una media de 12 toneladas por hect?rea.

A decir de Octavio Paredes L?pez, ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, "es la falta de aplicaci?n tecnol?gica en el campo y, sobre todo, el escaso impulso para el desarrollo de la investigaci?n agr?cola en M?xico, lo que ha provocado ese rezago en la producci?n del ma?z".

Margarita Tadeo Robledo, responsable del Departamento de Ciencias Agr?colas en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitl?n, de la Universidad Nacional Aut?noma de M?xico (UNAM), sostiene que "ninguno de los organismos responsables de apoyar a la ciencia en el pa?s, incluido el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnolog?a, han tomado a la investigaci?n agr?cola como prioridad".

Pese a ello, cient?ficos de diversos centros de investigaci?n o universidades del pa?s trabajan para mejorar la calidad de las semillas con el fin de conseguir mayores cosechas a menores costos. Para ello han desarrollado, por un lado, h?bridos mejorados a trav?s de la mezcla de ma?ces, lo que ha permitido incrementar las cosechas en determinadas regiones; por otro, tambi?n trabajan en proyectos de desarrollo de ma?z transg?nico con el fin de crear especies resistentes a la sequ?a, enfermedades y con alto contenido prote?nico.

Ma?ces Puma

Luego de casi 20 años de investigaci?n, cient?ficos de la UNAM, encabezados por Margarita Tadeo, desarrollaron nueve variedades nuevas de ma?ces mejorados blancos y seis de tipo amarillo, que demostraron incrementar la producci?n entre 20% y 30%, en comparaci?n con los ma?ces criollos.

Este tipo de h?bridos son resultado de la mezcla de informaci?n gen?tica de diversos granos de la misma especie, donde se seleccionan las mejores cualidades de cada uno para originar un superma?z.

"Los ma?ces mejorados o h?bridos de la UNAM poseen la ventaja de que son plantas m?s fuertes y bajas que el promedio, con lo cual se evitan daños por los vientos y se facilita la tarea de recolecci?n de la mazorca."

Incluso las variedades de ma?ces denominados Puma logran resistir enfermedades como la roya (puccinia) -producida por hongos de las hojas- y el carb?n de espiga (Sphaceloteca reiliana), a diferencia de los granos tradicionales, que no las soportan.

Este es un hecho relevante si se considera que, cuando el ma?z no resiste esas enfermedades, la hoja se enferma y no puede ser usada para forraje, porque baja mucho su calidad.

Los creadores de estas variedades h?bridas señalan que los ma?ces blancos Puma favorecen la calidad nixtamalera y harinera, pues con esos granos se pueden elaborar y comercializar tortillas en fr?o, como las que se venden en supermercado, lo cual no sucede con otras clases de ma?z. Otra de las virtudes de esas gram?neas es que producen un solo tallo y no varios, como otras especies, lo que se traduce en una mazorca m?s llena y sana.

Actualmente se les est? incorporando el car?cter de alta calidad prote?nica (Quality Protein Maize) a algunas de estas variedades de ma?z generadas en la FES Cuautitl?n, con lo cual se pretende coadyuvar al mejoramiento del nivel nutricional de 30 millones de mexicanos con desnutrici?n grave. Con las variedades h?bridas que ofrece la UNAM "se cumple el objetivo de proporcionar alternativas a los agricultores mexicanos", dijo Tadeo Robledo.

Sin embargo, la investigadora universitaria reconoce que, a pesar de haberse invertido tiempo, dinero y recursos humanos, estas semillas se utilizan solamente en pequeñas zonas del pa?s, debido al poco inter?s mostrado por las autoridades para comercializarlo de manera masiva.

"La distribuci?n es nuestro verdadero cuello de botella, porque el desarrollo existe, pero nosotros s?lo lo llevamos a los agricultores a trav?s de microdistribuidores."

Por su parte, el Centro Internacional de Mejoramiento del Ma?z y Trigo (CIMMyT) ha desarrollado diversos trabajos con tecnolog?a gen?tica tradicional, los cuales dieron como resultado diversas especies de h?bridos con mayor contenido prote?nico.

Actualmente existe un acuerdo de cooperaci?n entre el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agr?colas y Pecuarias (INIFAP) y el CIMMyT, mediante el cual ya se produce semilla registrada con alto contenido prote?nico de 26 h?bridos, suficientes para sembrar unas 80 mil hect?reas en ?reas tropicales y subtropicales.